Ahora nosotras

Mujeres Socialistas es un colectivo de militantes que viene trabajando desde el Partido Socialista, pero más allá de él, en pos de la igualdad y contra las violencias. Este es el testimonio y la propuesta de algunas de ellas.

Tuvieron que pasar más de 125 años en la historia de nuestro partido,   espacio pionero y precursor que bregó a través de su programática, sus instancias legislativas y de gestión en el reconocimiento y la lucha por los derechos de las mujeres y la construcción de una sociedad más justa e igualitaria, para que una mujer ocupara la presidencia del PS en 2021.

Dimos el debate, no solo desde las instancias partidarias orgánicas, sino asumiendo y protagonizando activamente un trabajo en red, con la fuerza territorial de cientos de compañeras que en todo el país son parte activa de la participación en la vida institucional y política desde sus pueblos, ciudades y provincias. Con la referencia permanente de gestiones progresistas que posibilitaron en Argentina demostrar que es posible un socialismo sostenido en la ideología, la teoría y la práctica política concreta, sumado a la potencia de gobiernos locales, concejalías, espacios legislativos provinciales y nacionales. En todos ellos, la tarea por el reconocimiento de los derechos de las mujeres y diversidades reflejó lo que venimos sosteniendo a lo largo del tiempo. Con hechos claros y visibles y con el dinamismo e identidad propia de cada región.

Las mujeres socialistas propusimos, pusimos el cuerpo y llevamos adelante hacia el interior de nuestro partido una experiencia de trabajo profundo, con objetivos, planificación, debate y propuestas que se vio, no solo plasmado en documentos, sino en acciones coordinadas de visibilidad  e implementación de políticas públicas y acciones periódicas. Con una Secretaría de la Mujer en diálogo permanente con compañeras de todo el país, con equipos de trabajo organizados y en movimiento. Y con el sustento de un aprendizaje conjunto a través de las gestiones de compañeras en distintas provincias.

«El #AhoraNosotras fue/es mucho más que un documento. Es una construcción colectiva, es el reflejo de lo que venimos pudiendo y construyendo desde los lugares más recónditos de nuestro país. Es la certeza de que “si una mujer entra a la política, cambia la mujer, pero si muchas mujeres entran a la política, cambia la política”».

El último año y medio atravesado por la pandemia implicó para nuestro partido la pérdida de compañeras y compañeros que fueron y serán referencia permanente, como Hermes Binner, Élida Rasino  y Miguel Lifschitz. Este dolor, encontró a las compañeras redoblando el esfuerzo y poniéndose al hombro una campaña que demuestra que aún en las adversidades y los escenarios complejos es imprescindible su voz y mirada para defender, con sensibilidad y capacidad, nuestras ideas y convicciones.

“Frente al dolor, la decisión de ir al  Frente” porque “los sueños son para siempre”, fue uno de los mensajes de campaña de la actual diputada provincial Clara García, quien con valentía, decisión y poniendo toda su capacidad, experiencia y fuerza militante asumió el inmenso desafío de ser candidata a Senadora Nacional por el Frente Amplio Progresista. Y Mónica Fein, presidenta del PS de Argentina, encabezando la lista a diputadas y diputados nacionales por Santa Fe, para llevar sin duda alguna al Congreso la voz de las mujeres, las diversidades y disidencias. Pero ellas no son las únicas: en cada rincón de nuestro territorio hay mujeres protagonistas.

Porque el #AhoraNosotras fue/es mucho más que un documento. Es una construcción colectiva, es el reflejo de lo que venimos pudiendo y construyendo desde los lugares más recónditos de nuestro país. Es la certeza de que “si una mujer entra a la política, cambia la mujer, pero si muchas mujeres entran a la política, cambia la política”. Es el convencimiento pleno de que necesitamos muchas más mujeres para lograr una democracia paritaria que posibilite avanzar en la construcción de una sociedad libre de violencias y a la vanguardia en conquistas sociales y derechos que pongan en la agenda pública y en la agenda política la agenda de las mujeres, de la salud sexual y reproductiva, de las tareas de cuidados, del protagonismo en los roles de decisión, en la ciencia, en la política.

Como nos enseñó y marcó el camino Alicia Moreau -que con valentía se imponía en un mundo patriarcal y nos dejaba la enseñanza de que las mujeres socialistas-, debemos estar a la vanguardia de los tiempos que corren y seguir trabajando colectivamente para consolidar espacios de representación real que posibiliten aportar a la construcción de una sociedad más justa. Lo estamos demostrando. Lo estamos haciendo posible. Por un 2021 con mujeres protagonistas, para seguir transformando el presente. Por un futuro ecológico, inclusivo y feminista.

MARIANELLA ARAYA (MENDOZA)

Las desigualdades que sufrimos las mujeres siguen siendo estructurales, las brechas cada vez más marcadas y las barreras parecen ser cada vez más duras, con una pobreza en aumento que parece querer anidar entre nosotras. Mujeres emprendedoras, con más de un trabajo, con la carga del cuidado y administración del hogar, triplican sus esfuerzos para apenas rozar el salario mínimo.

«Necesitamos abrir la puerta para debatir con los colectivos de mujeres sobre el desarrollo económico de nuestra comuna, promover un empleo digno y fortalecer los mecanismos de protección de derechos que reconozcan nuestro aporte socioeconómico de igual manera» (Marianella Araya).

Fuimos condenadas a vivir en el ámbito de lo privado y rompimos los límites para reclamar nuestro lugar en lo público, pero aún nos queda mucho por hacer y es ahí donde nuestro pacto de género debe resaltarse, es ahí donde la pobreza está presente donde debemos trabajar más. Necesitamos abrir la puerta para debatir con los colectivos de mujeres sobre el desarrollo económico de nuestra comuna, promover un empleo digno y fortalecer los mecanismos de protección de derechos que reconozcan nuestro aporte socioeconómico de igual manera.

HILDA SOMOZA (LA PAMPA)

Transité la adolescencia en la dictadura cívico militar, tiempos raros y difíciles para quiénes escuchábamos determinada música o leíamos determinados libros, mejor dicho, para quiénes pensábamos distinto. Luego, con la vuelta a la democracia, comencé a militar en el justicialismo hasta entrados los años noventa. Mi entusiasmo por cambiar la realidad pampeana hizo que confluya en el Frente de la Gente – FREGEN. Más adelante, pasados los 2000, me uní al socialismo, ya que fue el espacio político que la convocaba y  representaba mis ideales de igualdad, solidaridad y compromiso con todo lo que cada una de esas palabras significa.

«Los sueños son cada vez más profundos y el despertar es colectivo en este proceso por el que estamos transitando. Una nueva esperanza está llegando y no es de la nada» (Hilda Somoza).

Los sueños son cada vez más profundos y el despertar es colectivo en este proceso por el que estamos transitando. Una nueva esperanza está llegando y no es de la nada. Somos un partido con sentido común, conciencia de clase y perspectiva en diversas situaciones emergentes y luchas colectivas. Hay un espacio federal que nos permitirá alzar la vos de los pampeanos y pampeanas, y ese lugar es el Congreso Nacional. En este momento histórico, tenemos todo por ganar y nada por perder.

CLARA GARCÍA (SANTA FE)

El mayor desafío que tenemos como mujeres es alcanzar una verdadera igualdad de género, y construir una sociedad libre de violencias machistas. Las desigualdades de género impactan a las mujeres y a todas las personas de los colectivos de la diversidad sexual. Hay algunos avances: como fruto de años de luchas feministas hoy podemos ver, por ejemplo, la paridad en los cargos legislativos. Pero son muchos los desafíos que aún quedan: estamos lejos de la paridad en los cargos ejecutivos, en el poder judicial y ámbitos como el sindical o las “mesas chicas” de decisión política.

Los niveles de desigualdad en la participación política, económica y social, las brechas salariales entre mujeres y varones, y las dificultades para acceder a puestos jerárquicos de trabajo no son resultado de falta de capacidad sino de causas múltiples y complejas como la distribución inequitativa del trabajo de cuidado, los estereotipos de género y los roles que la sociedad asigna a las mujeres. Necesitamos más mujeres y diversidades en todos los espacios de decisión, que puedan llevar a la práctica acciones de promoción de la igualdad y que respondan a las demandas y necesidades de los colectivos feministas y de la diversidad.

«Necesitamos más mujeres y diversidades en todos los espacios de decisión, que puedan llevar a la práctica acciones de promoción de la igualdad y que respondan a las demandas y necesidades de los colectivos feministas y de la diversidad» (Clara García).

Desde el Estado tiene que haber, no solo cambios formales como la creación de Secretarías o Ministerios de las mujeres, sino una verdadera decisión de transformar, a través de una acción fuerte y transversal que involucre presupuestos, programas y proyectos concretos para prevenir la violencia y revertir las desigualdades. Mujeres e identidades de la diversidad sexual están en mi agenda para llevar al Senado de la Nación, con el fin de promover la igualdad e impulsar la perspectiva de género.

MÓNICA FEIN (SANTA FE)

Mi compromiso es con los que trabajan y los que quieren trabajar. Impulsar diálogos y consensos por leyes que garanticen la igualdad: de las mujeres y disidencias, de los y las jóvenes y las infancias. Por el cuidado del medio ambiente y formas de producción sustentables e inclusivas que nos vuelvan una sociedad más humana y feliz.

«Mi compromiso es con los que trabajan y los que quieren trabajar. Impulsar diálogos y consensos por leyes que garanticen la igualdad: de las mujeres y disidencias, de los y las jóvenes y las infancias» (Mónica Fein).

Argentina necesita una alternativa política que promueva una nueva cultura política, más participativa y de mayor diálogo con la sociedad. El Partido Socialista debe asumir un rol imprescindible en este nuevo tiempo. Nuestra historia más que centenaria nos ofrece una certeza: el socialismo tiene más futuro que pasado. Nos hacemos cargo de este legado para ponernos en acción. Vamos a construir la esperanza de un futuro mejor para el país.

ANDREA MANCARDO (RÍO NEGRO)

Desde mi lugar como militante social y Trabajadora Social llevo años en la defensa y reivindicación de los derechos de las mujeres, de las diversidades, jóvenes, infancias, personas con discapacidad, adultos mayores, pueblos originarios, de los trabajadores y del ambiente. Esta lucha de décadas, en contacto cara a cara con aquellos que más lo necesitan, me llevaron a participar cada día más activamente en el Partido Socialista, motivo por el cual se me propuso la candidatura a Diputada Nacional.

«Desde el Partido Socialista aspiramos a mantener en alto las banderas históricas del socialismo argentino en su lucha por la libertad, igualdad, justicia y participación. Con honestidad y trabajo, como lo hacemos en nuestro quehacer cotidiano» (Andrea Mancardo).

Desde el Partido Socialista aspiramos a mantener en alto las banderas históricas del socialismo argentino en su lucha por la libertad, igualdad, justicia y participación. Con honestidad y trabajo, como lo hacemos en nuestro quehacer cotidiano. Siguiendo los pasos de Alicia Moreau y todas aquellas mujeres y hombres que pasaron a lo largo de mas de 125 años hasta el día de hoy con nuestra querida Mónica Fein.

Mediante políticas públicas eficientes, centrada en las personas, es posible un país mejor. Militando un socialismo vivo, que aporte calidad a la democracia. Un partido participativo, de puertas abiertas, con pluralidad de voces donde las ciudadanas y ciudadanos puedan depositar sus esperanzas, mirando el futuro con optimismo, con más igualdad y solidaridad. Con trabajo y desarrollo genuino para todes.

FERNANDA SANZBERRO (ENTRE RÍOS)

Milito en el socialismo desde 1982: en esos años -albores de la democracia luego de la cruenta dictadura militar- fue el Partido Socialista quien albergó los sueños de mi madre, quien, como empleada doméstica y con 5 hijos, inició un camino de militancia y compromiso con la política. Ella comprendía, y así me lo trasmitió, que esa es la mejor herramienta que tenemos los pueblos de generar condiciones para vivir en una sociedad más justa.

«Nos moviliza la urgencia de generar oportunidades laborales genuinas a las juventudes e impulsar a las pequeñas y medianas empresas. Creemos fundamental tomar decisiones y medidas certeras para cuidar los bienes naturales y generar mejores condiciones en el acceso a la salud y la educación pública» (Fernanda Sanzberro).

Actualmente secretaria general del PS del departamento Victoria, con mis compañeros/as decidimos actuar donde los vecinos nos necesiten. Así, en pleno contexto de pandemia, dimos clases de apoyo escolar para las infancias de primaria y ciclo básico de la secundaria; construimos un mural -homenaje al gran Hermes Binner- en agradecimiento y apoyo a los reclamos de trabajadores de la salud por mejoras en las condiciones laborales y salario; realizamos inscripciones en el Registro Nacional de vacunación a personas que no manejaban las tecnología digital. Estamos impulsando a través de la banca ciudadana la creación de plazas y parques en barrios alejados de la zona céntrica para generar más igualdad en el acceso a espacios públicos recreativos; y recientemente impulsamos una campaña de recolección de firmas para implementar la SUBE entre las ciudades de Victoria y Rosario.

Soy candidata a diputada nacional por el PS. Nos moviliza la urgencia de generar oportunidades laborales genuinas a las juventudes e impulsar a las pequeñas y medianas empresas. Creemos fundamental tomar decisiones y medidas certeras para cuidar los bienes naturales, como la Ley de Humedales, y generar mejores condiciones en el acceso a la salud y la educación pública potenciando estos derechos.

PAMELA ROCCHI (SANTA FE)

Como activista y militante trans quiero que la sociedad se quede tranquila: ¡¡Qué en nuestros gobiernos entrarán todxs!! Sabemos de discriminación, conocemos de pobreza y entendemos de exclusión, porque la hemos vivido en carne propia. No vamos a repetir la historia, vamos a cambiarla.

«Sabemos de discriminación, conocemos de pobreza y entendemos de exclusión, porque la hemos vivido en carne propia. No vamos a repetir la historia, vamos a cambiarla» (Pamela Rocchi).

Las personas trans podemos hacer un montón de cosas, solo necesitamos que nos den las oportunidades. Esto es un gran desafío para mí y estoy trabajando para dar lo mejor. Mi fuerte son las políticas sociales, estar con los más necesitados, las minorías, el olvido, las fuentes de trabajo y los oficios. El sueño es fundar una escuela de oficios no solo para la localidad de Alcorta, donde hayan especialidades como gasista, electricista y plomero. Se necesitan miles de viviendas sociales y hay que empezar por algo. El pueblo tiene que encontrar la forma de avanzar.

MARIANA LÓPEZ (BUENOS AIRES)

Este tiempo  de pandemia, ha sido muy duro para todos, y en especial para las mujeres, quienes su mayoría nos hemos visto sobrepasadas en las tareas de cuidados, y más aún quienes tienen en sus hombros la tarea de la salud y la educación.  Nosotras, como bien dice Mónica Fein, somos herederas de muchas luchas y derechos conquistados por el empeño y los sueños de la igualdad de muchas compañeras, que hay que continuar.

«Nosotras, como bien dice Mónica Fein, somos herederas de muchas luchas y derechos conquistados por el empeño y los sueños de la igualdad de muchas compañeras, que hay que continuar» (Mariana López).

Hoy estamos siendo parte de un cambio de paradigma, y viene acompañado de nuevos retos. La paridad nos permite hoy visibilizarnos, protagonizar este tiempo y sobre todo nos coloca en la responsabilidad de sumar a la política, nuevas prácticas y miradas acerca de cómo pensar entre todos y a la par,  un partido y una sociedad más justa y mejor. A eso nos convoco.

Sin Comentarios

No se permiten comentarios