Elsa Schvartzman: “Todos los temas trascendentes dividen aguas, pero el campo popular se ha pronunciado masivamente por el derecho al aborto”

Elsa Schvartzman es una de las veteranas y referentes del movimiento feminista que lucha por la legalización del aborto. Sobre la nueva presentación del proyecto, la agenda feminista y el lugar del tema en el debate electoral conversamos con ella. 

En plena campaña y mientras los principales candidatos evitan el tema (básicamente porque sus asesores les dicen que el aborto legal «no es buen tema de campaña», «pianta votos», «es agenda de minorías», etcétera) las mujeres organizadas volvieron a instalar en la agenda pública el proyecto de interrupción voluntaria del embarazo, con una movilización formidable y con una potente convocatoria en todo el país. Elsa Schvartzman es una de primeras y más activas integrantes de la Campaña Nacional por el Derecho al Aborto. En este diálogo con La Vanguardia (el apellido homónimo con el entrevistador es pura coincidencia) brinda respuestas sobre la oportunidad de esta presentación, las modificaciones y los debates al respecto.

¿Qué evaluación hicieron para decidir presentarlo nuevamente ahora en lugar de esperar hasta 2020?

Fue por varias razones. Opino que la principal es la firme convicción de sostener el tema en la agenda política-partidaria como lo está en la agenda social. Las presentaciones generan un hecho político para continuar el debate y visibilizar la masiva adhesión. Que la calle siga entrando al Congreso Nacional.

“Después de tantos años y crecimiento en el consenso social, no hay lugar para indefiniciones engañosas”.

¿A qué responden las modificaciones respecto del proyecto que se trató el año pasado?

Las modificaciones tomaron las discusiones que resultaron del debate y el texto aprobado en Diputados. Esto fue discutido y trabajado por la comisión redactora de la Campaña, compuesta por muchas compañeras de distintos lugares del país, profesiones y experiencias. Luego el texto reformulado se discutió exhaustivamente en una plenaria de la Campaña en abril de este año. Los acuerdos fueron incorporados en el texto definitivo presentado el 28 de mayo.

¿Hay modificaciones que te parecen esenciales?

Hay muchas modificaciones importantes, entre ellas la inclusión de nuevos títulos, capítulos y artículos que contemplan, por ejemplo: como sujeto de derecho al aborto a “toda mujer u otras identidades con capacidad de gestar”. La cobertura deberá ser “integral y gratuita” en todos les efectores del sistema de salud, no es necesaria la autorización judicial y deberá realizarse “en un plazo máximo de 5 días corridos desde su requerimiento”. Incluye temas como asesorías, consentimiento informado en niñez y adolescencia, sobre personas con discapacidad y personas con discapacidad restringida. Después de las 14 semanas quedan las dos causales contempladas por el Código Penal. También se incluyen aspectos sobre políticas de salud sexual y reproductiva y educación sexual integral, modificaciones de artículos del Código Penal y un artículo muy importante (el 19) que dispone que “las disposiciones de la presente ley son de orden público y de aplicación obligatoria en todo el territorio de la República Argentina”.

De los precandidatos lanzados (Fernández, Massa, Macri, Urtubey, Lavagna, Del Caño) solo uno se ha manifestado en contra (Macri, que paradójicamente habilitó el debate parlamentario el año pasado), y los demás son partidarios de despenalizar, con matices (Alberto dice que “hay que ir despacio”, Lavagna y Urtubey quieren consulta popular, etc). ¿Qué reflexión te merece?

En el 2018 y el 28 de mayo de este año fueron los últimos y más contundentes pronunciamientos de la sociedad en sostener la necesidad del derecho al aborto legal, seguro y gratuito. Las y las candidatas/os deben reconocerlo y tomar posiciones claras. Todos los temas trascendentales que impactan en la sociedad “dividen aguas”, que sería una manera de describir posiciones e intereses diferentes. Los que hacen a los derechos, en especial, suelen ser demorados con excusas que remiten a otras urgencias. Después de tantos años y crecimiento en el consenso social, no hay lugar para indefiniciones engañosas. La despenalización y legalización es urgente, no hay más tiempo que perder. El derecho a la salud, a una vida digna y autónoma de muchísimas mujeres y personas con capacidad de gestar depende del tratamiento y aprobación de este proyecto

“Las presentaciones generan un hecho político para continuar el debate y visibilizar la masiva adhesión”.

¿Qué respondés a las objeciones según las cuales al oficialismo le conviene esta presentación porque “divide al campo nacional y popular” en año electoral? El remanido argumento de la «cortina de humo» pero ahora renovado por la coyuntura de elecciones…

Son distintas excusas para no reconocer la urgencia y disimular falta de decisiones políticas. El campo popular no está dividido: se ha pronunciado masivamente por el derecho al aborto legal, seguro y gratuito. No se deja engañar por las llamadas “cortinas de humo”. Quienes dicen esto desde una mirada paternalista y condescendiente no reconocen los cambios y avances en el campo de los derechos logrados con mucho esfuerzo y obstaculizan la resistencia activa de las luchas populares para la conquista de todo lo que nos falta.

Estos días recordabas en las redes la importancia del Cordobazo como hito social y popular. ¿Dónde sentís más cerca el alma del Cordobazo: en el #28M o en los reclamos de la CGT? ¿Por qué crees que a los sindicatos y partidos políticos tradicionales les cuesta tanto incorporar la agenda feminista, o si lo hacen es a regañadientes?

El Cordobazo se recupera en cada momento de las luchas populares, y las acciones de la agenda feminista lo son. Cuesta imponer las reivindicaciones feministas porque sigue vigente y renovado el pacto hetero-patriarcal hegemónico. El control social sobre el cuerpo de mujeres y personas LGTTIBQ se explicita en “los pactos de caballeros” y se sostiene políticamente por fuertes aportes económicos y acuerdos políticos con sectores fundamentalistas no solo locales, sino también regionales.

 

Américo Schvartzman

Américo Schvartzman

Director de La Vanguardia. Licenciado en Filosofía. Periodista. Autor de "Deliberación o dependencia. Ambiente, licencia social y democracia deliberativa" (Prometeo 2013).

Sin Comentarios

No se permiten comentarios