¿El final de la era del plástico?

Coca-Cola, Nestlé, Unilever y otras doscientas compañías alimentarias se comprometen a acabar con los envases plásticos para 2025.

En una iniciativa que la Organización de Naciones Unidas (ONU) ha descrito como “el esfuerzo más ambicioso llevado a cabo nunca para luchar contra la contaminación por plásticos”, 250 grandes compañías alimentarias han firmado un compromiso para dejar de utilizar el plástico en sus envases en 2025.

La iniciativa es resultado de la colaboración entre The Ellen MacArthur Foundation y el Programa Medioambiental de Naciones Unidas (UNEP, por sus siglas en inglés), y entre las compañías que rubricaron el acuerdo se encuentran todos los grandes grupos de la industria alimentaria, como Coca-Cola, Pepsi Co., Kellog´s, Nestlé, Unilever, Danone o Mars.

Según cifras que detalla el Foro Económico Mundial, si en 2014 se produjeron 311 millones de toneladas de plásticos, se estima que en 2050 llegaremos a unos 1,124 millones de toneladas. Esto quiere decir que habrá más plástico que peces en los océanos.

Además, apenas se recoge un 14% del plástico mundial para su reciclaje, y finalmente solo termina reciclándose un 5%, si es que realmente se recicla. Mientras tanto, seguimos produciendo, consumiendo y tirando toneladas de envases que permanecen durante siglos en el medio ambiente. Además, es una industria que consume petróleo, pudiendo llegar en 2050 a destinarse el 20% de la producción mundial de petróleo solo para fabricar envases de plástico.

Se estima que en 2050 habrá más plástico que peces en los océanos.

LAS CARTAS SOBRE LA MESA

Aunque es una noticia positiva, más que un gesto de Responsabilidad Social Corporativa, el acuerdo es un movimiento de la industria para adelantarse a lo que pronto será un requisito legal, al menos en Europa.

La Comisión Europea presentó en primavera una serie de medidas para reducir significativamente la producción de plásticos y la contaminación que estos producen, especialmente en el mar. En octubre pasado, el Parlamento votó por la erradicación total de todos los plásticos de un solo uso para 2021 (cuatro años antes que el compromiso alcanzado por la industria).

La UE ha puesto el ojo, en concreto, en 10 productos desechables que representan el 70 % de toda la basura marina: entre otros, la cubertería de plástico, las pajitas, las botellas y los envases de comida. La alternativa a estos envases desechables será una obligación legal, para la que muchas compañías están ya trabajando.

Hasta ahora, el enfoque mayoritario para reducir los residuos plásticos pasaba por evitar que estos acabaran donde no debían. Pero esto ya no es suficiente.

“Sabemos que limpiar plásticos de nuestras playas y océanos es vital, pero esto no impide que la marea de plástico entre en los océanos cada año”, ha asegurado Ellen MacArthur, la ex regatista británica que preside la Fundación que se encuentra tras esta iniciativa. “Necesitamos avanzar río arriba hacia la fuente del flujo”.

LAS QUE MÁS PLÁSTICO UTILIZAN

Según un informe del movimiento Break Free From Plastic, tres de las marcas que han firmado el compromiso –Coca-Cola, Pepsi Co. y Nestlé– son las empresas que más contaminación por plástico cometen del mundo.

Les siguen en el ranking de empresas más contaminantes: Danone, Mondelez, Procter & Gamble, Unilever, Perfetti van Melle, Mars Incorporated y Colgate-Palmolive, todas multinacionales relacionadas con la alimentación, la higiene y los productos del hogar.

“El informe demuestra de forma irrefutable el papel de las grandes corporaciones en perpetuar la contaminación mundial de plástico”, señaló el coordinador global del movimiento Break free from Plastic, Von Hernandez, durante el lanzamiento del estudio a principios de octubre en Manila, Filipinas.

Más de 10.000 voluntarios llevaron a cabo ente el 9 y el 15 de septiembre 239 acciones de limpieza de plásticos en costas y otros entornos naturales de 42 países como Filipinas, Tailandia, Vietnam, la India, Indonesia, Australia, Chile, Ecuador, Brasil, México, Estados Unidos, Canadá, Marruecos o España.

Aunque es positivo, el acuerdo parece un movimiento para adelantarse a lo que pronto será un requisito legal en Europa.

En total recogieron más 187.000 piezas de plástico, de las que más del 65% correspondían a envoltorios de productos de grandes corporaciones mundiales, con Coca-Cola, Pepsi y Nestlé a la cabeza.

Alrededor de las 100.000 piezas o porciones de plástico recolectadas eran de materiales que son imposibles o muy difíciles de reciclar, como el poliestireno, el PVC (cloruro de polivinilo), PET (tereftalato de polietileno) –usado sobre todo en botellas– o el filme de plástico de un sólo uso.

La iniciativa “Break Free from Plastic” nació en 2016 con el propósito de abogar por un futuro libre de plásticos, ya que durante el largo proceso de su desintegración liberan gases invernadero, sobretodo metano, que contribuyen al cambio climático.

Este movimiento cuenta ya con el respaldo de unas 6.000 personas y más de 1.300 organizaciones y grupos defensores del medio ambiente como Greenpeace, GAIA o Zero Waste.

Parece que la presión ha tenido sus efectos y la industria alimentaria aceptará, por fin, que, si queremos seguir viviendo en la Tierra, tenemos que comenzar a dejar de usar tanto plástico.

 

Informe completo en: https://www.breakfreefromplastic.org/globalbrandauditreport2018/

 

En base a Break Free From Plastic / Agencia EFE

Mario Rovina

Mario Rovina

Guardaparque egresado de la Universidad Nacional de Misiones. Fotografo de aves y especialista en ambiente. Integra la Cooperativa de Comunicadores El Miércoles.

Sin Comentarios

No se permiten comentarios