Pintar fachadas como política de estado

Un informe que analiza las obras efectivamente realizadas por el gobierno porteño en las escuelas, revela que en cuanto a infraestructura educativa solamente se realizan obras cosméticas.

escuelas-caba

En los últimos meses la ministra de Educación de la Ciudad Autónoma de Buenos ha venido anunciando la realización de más de 600 obras de infraestructura en escuelas de su jurisdicción. Este anuncio aparece como una respuesta a las reiteradas denuncias sobre subejecuciones presupuestarias en el área de infraestructura escolar, que llevaron a que a la baja del presupuesto destinado a educación en los últimos años, sea más evidente en los hechos. De acuerdo a las denuncias, la ejecución por debajo de lo presupuestado en esta área supera el 50% del monto original.

A partir de estos anuncios se podría llegar a pensar en un cambio de estrategia del Gobierno porteño para con el sector educativo público estatal. Tal vez, incluso, en un cambio que dé inicio a un nuevo período en el que se abandonaría la postura de no invertir en infraestructura educativa y, por el contrario, se pasaría a una política mucho más activa.

Este supuesto cambio de estrategia fue lo que me llevó a tratar de determinar si la aseveración sobre las obras era correcta o si se trababa de anuncios sin ningún sustento. Una somera investigación a partir de los datos publicados en la página web del Ministerio de Educación de la Ciudad (http://www.buenosaires.gob.ar/educacion) me permitió esclarecer el asunto.

Los resultados del análisis de esos datos (disponibles en el apartado sobre “gobierno abierto”, que, reitero, son datos oficiales proporcionados por el Gobierno de la Ciudad) permiten exhibir el armado de un relato, una pantalla que pretende ocultar la realidad de abandono de los edificios escolares, relato y pantalla que son utilizados al máximo por la gestión del PRO.

Las obras existen, son más de 600. Pero varios puntos no quedan claros: por ejemplo, por qué este tipo de “obras”, si existió algún tipo de consulta a los miembros de las comunidades educativas sobre la necesidad o prioridad que debían tener, si las autoridades dan alguna entidad a los informes generados por ONG o sindicatos. Todo parece indicar que no, ya que las obras que para las escuelas aparecen como prioritarias y necesarias no son mayoritarias y en cambio lo son las que (sin ironía alguna) podríamos definir como “cosméticas”.

Todo parece indicar que las obras concretadas no son las que las escuelas priorizan sino las que (sin ironía alguna) podríamos definir como “cosméticas”.

COMUNA POR COMUNA

De acuerdo al análisis y sistematización de la información disponible en la página, se realizaron 695 obras en toda la ciudad. Si observamos la cantidad de obras por comuna tenemos la distribución que se observa en el gráfico 1:

Gráfico 1. Elaboración MP sobre datos oficiales del Gobierno de la Ciudad.
Gráfico 1. Elaboración MP sobre datos oficiales del Gobierno de la Ciudad.

En la distribución se destaca que las comunas 4, 8 y 9 se llevan el 35% de las obras (88, 81 y 75 respectivamente). Siendo las comunas 2, 5 y 14 las que menos obras reciben.
A los efectos de sistematizar la información, dividí las obras en ocho categorías: pintura de fachadas, pinturas interiores, instalaciones, impermeabilizaciones, refacciones, carpintería, accesibilidad, ampliaciones. Las obras nuevas las dejé aparte ya que al ser mínimas pueden ser analizadas en forma separada.

Cabe aclarar que estas cifras pueden tener una variación, dado que detecté que en el mapa figuraba asignada una obra en nivel inicial, otra en primaria y otra en secundaria, siendo todas del mismo edificio. A los efectos propagandísticos, se hacen figurar tres obras en un solo edificio.

La tabla 1 muestra comuna por comuna el tipo de obras que se realizó en cada una de ellas.

Tabla 1. Elaboración MP sobre datos oficiales del Gobierno de la Ciudad.
Tabla 1. Elaboración MP sobre datos oficiales del Gobierno de la Ciudad.
Gráfico 2. Elaboración MP sobre datos oficiales del Gobierno de la Ciudad.
Gráfico 2. Elaboración MP sobre datos oficiales del Gobierno de la Ciudad.

Observando la tabla 1 y el gráfico 2 se puede ver cómo el Ministerio de la Ciudad de Buenos Aires realizó las obras, pero no cualquier obra.

Ante un panorama de reclamos de las comunidades educativas de diferentes comunas, de pedidos por parte de los sindicatos, de solicitudes de las supervisiones y direcciones, para que se invierta en infraestructura y se frene la decadencia de los edificios escolares, se eligió tapar todo mediante una operación de lavado de cara de las escuelas y muy poca obra que sea realmente necesaria.

Así, siete comunas tuvieron obras de infraestructura donde la “pintura de fachadas” superó el 50% de obras realizadas, llegando casos extremos como la comuna 9 donde este tipo de obra llega al 77% o la comuna 11 donde llega al 79%.

TREINTA ESCUELAS PARA LA ZONA SUR

De acuerdo a diversos informes realizados por sindicatos, comunidades escolares y ONG, la zona sur es la que más problemas registra en cuanto a infraestructura escolar. Continuamente se describen reclamos sobre problemas de energía eléctrica, gas, agua, inundaciones, desmoronamientos, rotura de techos, etc.

A estas carencias se le suma la falta de establecimientos educativos en la zona, donde miles de niños no cuentan con vacantes en la escuela pública (Ademys informó que se necesitaban por lo menos 30 escuelas públicas nuevas en la zona).

boga-tabla-2

 

GrÁfico 2. Elaboración MP sobre datos oficiales del Gobierno de la Ciudad.
GrÁfico 2. Elaboración MP sobre datos oficiales del Gobierno de la Ciudad.
Ante el panorama anteriormente descripto el Gobierno de la Ciudad decidió dar una repuesta:
  • Realizar 244 obras de las cuales 138 (57%) son pintura de fachadas.
  • Ni una sola escuela nueva.
  • Se efectuó una ampliación que utiliza las denigrantes “aulas containers”.
  • Las 106 obras restantes se dividen entre instalaciones diversas, impermeabilizaciones, refacciones y pinturas interiores.

Este informe que es de neto carácter descriptivo permite mostrar en datos concretos qué tipo de obra de infraestructura escolar se elige realizar en la Ciudad de Buenos Aires cuando hay un panorama de decadencia manifiesta en casi todas las zonas de la ciudad y más marcadamente en la zona sur. Claramente, la política de estado del gobierno del PRO respecto de la infraestructura educativa, se limita a pintar fachadas.

 

Foto: ADEMYS

Marcelo Pascal

Marcelo Pascal

Licenciado en Ciencias de la Educación (UBA). Asesor del bloque de Diputados y Diputadas Socialistas.

Sin Comentarios

No se permiten comentarios