Vivas


Las mujeres señalan el problema y la sociedad mira al dedo. Hay que vomitar sobre el orden social. Cambiar el estado de las cosas. Ampliar el imaginario político. Discutir el anti-punitivismo.  Legalizar el aborto, seguro y gratuito. Cuestionar todo para lograr una posibilidad. Vamos a perforar los parpados del Estado para que griten con ellas: Ni una menos.

308akkv

 

La tierra traga. El 911 traga. La comisaria traga. El zapping traga. El rastrillaje traga. El Estado traga. Las mujeres señalan el problema y la sociedad mira al dedo. El 3 de junio se cumplieron 2 años desde que la bronca por los femicidios mutara en una movilización callejera en la que las historias individuales fueron asumidas como tragedias colectivas. Una cacería de cuerpos desobedientes. Los crímenes de Daiana Garcia (19 años) y Chiara Paez (14) perpetuados en 2015 y parecidos a cientos que no fueron una viralizados escamparon en la impunidad de los asesinatos de Micaela Garcia (21 años) y Araceli Fulles (22). Pibas que no terminan de morir porque continúan en la lucha y en la muerte que viene.

Un informe de la Oficina de la Mujer de la Corte Suprema de Justicia reveló que en 2016 aumentó un 8% la cantidad de femicidios respecto del 2015. 254 mujeres fueron asesinadas durante 12 meses. Según el relevamiento, 123 víctimas tenían entre 21 y 40 años, al igual que la mayoría de los imputados. El 61% de los victimarios eran parejas o ex parejas: En total fueron imputados 258 hombres, de los cuales el 47% está bajo investigación, el 21% en juicio y el 9% fue condenado. NINGUNO FUE ABSUELTO. En este informe, se incluyeron por primera vez a mujeres trans y travestis de los que se registraron 5 hechos.

Hay pibas que no terminan de morir porque continúan en la lucha y en la muerte que viene.

La generación de un sujeto político genera una disputa de apropiaciones tanto en la representación como en los significados. Sin embargo, las gargantas que marchan por el derecho a la vida ya perfilan desde lo auto-convocado sin ser atravesadas por organizaciones partidarias con panfletos de comunicación estratégica. Lo auto-convocado es político pero no siempre conlleva premeditación. Hay una narración que no necesita de otro tipo de violencia para ser legitimada, un rio sin password, legible para todas. Las movilizaciones también implicaron cese de actividades y tareas corriendo el eje que las piensa como victimas reclamantes para situarlas como productoras de valor. Un paro que interpretaron las trabajadoras formales, informales, de la economía popular, amas de casa y campesinas.

femicidios

El Instituto de Políticas de Género Wanda Taddei documenta que solo en la provincia de Buenos Aires se hacen cerca de 420 denuncias todos los días. Según, Julio Torrada, su director, en las comisarías o en las fiscalías se hace lo posible para eludir la denuncia de la víctima, se las maltrata y así se las vuelve a victimizar. Esta vez por las Instituciones del Estado, que deberían velar por su protección.

El Estado no halló a Candela Rodriguez, secuestrada el lunes 22 de Agosto de 2011 a las 15:30. La encontró una mujer dentro de una bolsa a los 9 días, el 31 de Agosto a las 16:30. 9 días más tarde.

El Estado no localizó a Ángeles Rawson, quién entró a su edificio por última vez el Lunes 10 de Junio de 2013 a las 09:52. La descubrió un trabajador del CEAMSE en José León Suarez.

El Estado no ubicó a Melina Romero, quien fue asesinada el 24 de Agosto de 2014, el mismo día que desapareció. La encontraron un grupo de cartoneras un mes después a orillas de un arroyo también en José León Suarez.

El Estado no localizó a Araceli Funes, desaparecida el 2 de Abril de 2017. El primer operativo de búsqueda por el Rio Reconquista , Barrio Libertador , Costa Esperanza, y Villa Los Paraguayos se desplegó 11 días más tarde. Al cabo de 20 días de búsqueda, llegaron INTERPOL, las tapas de los diarios, los twitts de los famosos, las búsquedas internacionales y las subas en la recompensa. Perros de la división K9 de Bomberos Voluntarios la encontraron enterrada en el patio de la casa de Dario Badaracco, presunto asesino, el 28 de Abril a las 18:47, 27 días después. Cuando fueron a detener al sospechoso había fugado. Lo encontró una mujer embarazada de 8 meses en las calles Cobo y Curapaligue (Flores) quién corrió para atraparlo y avisar a los gendarmes de la Unidad 34.

El Estado es responsable de todos los nombres propios que localiza tarde y de casualidad. Esa consigna es política, pero emerge muy por encima de cualquier especulación que añore regresos desesperados o suplique abdicaciones anticipadas, cavilan en la especulación hasta que usan todos los dedos de una mano. Nadie supo compensar la falta ni responder la demanda. No hay respuesta penal. No hay conciencia institucional. Las camaritas de los municipios graban choques y test de alcoholemia pero nunca captan la escena de un femicidio. Los Medios de Comunicación solo interpretan la acción de caer y trabajan más afiliados con lo macabro que con la desesperación de la búsqueda. El 144 llega tarde y es más gratuito para los que matan que para las que llaman. No hay prevención. No hay operadores judiciales calificados. No hay restricciones para violadores y hay oportunidades para reincidentes. No hay contención ni registro que frene al macho que va por todo. Solo hay desborde.

El Estado es responsable de todos los nombres propios que localiza tarde y de casualidad.

Vomitar sobre el orden social. Cambiar el estado de las cosas. Ampliar el imaginario político. Discutir el anti-punitivismo. Desnaturalizar un orden de factores. Modificar la relación de fuerzas. Legalizar el aborto, seguro y gratuito. Cuestionar todo para lograr una posibilidad.
Todo opera en varios tiempos verbales a la vez mientras matan a una mujer por día.

tumblr_o66bz9nrav1qz4dclo2_1280

 

¿Y la experiencia directa?
¿Y los demonios sin marco teórico?
¿Y las bestias que atacan como correctivo?

Insuficientes en una parada de colectivos a las 03:00 de la mañana. Incompleto ante la desesperación de 4 amigas que tienen que gritarse por whattsap que el taxista las dejo en su domicilio. Reducidos para la maestra que no tiene avenidas para llegar a destino.
No hay metáforas donde hay muerte, ni alegorías donde hay permiso para matar.
¿Por qué solo lo entienden las víctimas?

No hay metáforas donde hay muerte, ni alegorías donde hay permiso para matar. ¿Por qué solo lo entienden las víctimas?

Hay cosas que solo se pueden exigir desde el cuerpo. Desde ahí se habla, desde ahí se necesita, desde ahí se escribe. No se puede empatizar si no tenes el mismo miedo. El miedo no se disuelve ni se comparte, es de la que lo siente y punto. Por eso cualquier intervención masculina solo puede aspirar a estar del lado correcto de la historia, a acompañar la reivindicación indicada, a cuestionar los privilegios otorgados desde la cultura al alfabeto, a procurar una ayuda sincera para que existan para siempre, a denunciar a las que encarcelan por disentir, a permanecer a silencio cuando nombran a todas, a saltar cuando llega la policía, a hostilizar con todos los escarmientos, que a veces vienen en forma de trolls y otras de catedral, a perforar los parpados del Estado para que se llenen de sensatez y griten con ellas: Ni una Menos.

Facundo Pedrini

Facundo Pedrini

Licenciado en Comunicación Social. Trabaja en el canal Crónica. Es uno de los autores de las desopilantes placas rojas que distinguen a la emisora. En twitter es @facupedrini

Sin Comentarios

No se permiten comentarios