" /> El Tiempo no para – La Vanguardia Digital | La Vanguardia Digital

El Tiempo no para

 

En el día internacional de los trabajadores, LA VANGUARDIA conversó con los laburantes de la cooperativa “Por más tiempo”. Recuperaron un periódico. Recuperaron su palabra.tiempoa3

 

A pesar del abandono empresarial, de los sueldos atrasados, de falsas versiones que circularon sobre la compra del medio, los trabajadores del diario Tiempo Argentino hicieron lo imposible para conservar y sostener sus puestos de trabajo: desde dormir en la redacción por temor a que su lugar de trabajo sea avasallado hasta eventos entre los que se incluyó un masivo festival en Parque Centenario.

Periodistas, diseñadores, correctores y administrativos, encargados de limpieza entre otros, todos ellos sortearon las negligencias de los empresarios Sergio Szpolski y Matías Garfunkel, antiguos dueños de Grupo 23, incluso la violenta irrupción de una patota a la vieja redacción coordinada por el empresario Mariano Martínez Rojas bajo la supervisión de la Policía Federal, los 105 trabajadores lograron poner en funcionamiento el medio en forma cooperativa.

El 24 de marzo del 2016 los mismos periodistas salieron a la calle ellos mismos a vender la publicación autogestiva que agotó 30 mil ejemplares.

El pasado 19 de abril “Por más tiempo” cumplió un año convirtiéndose en uno de los casos más emblemáticos ya que es hasta ahora el medio autogestionado más grande del país.

Ya en el primer año del macrismo, los trabajadores tuvieron que lidiar incluso con la estigmatización y los ataques en redes sociales, nada de esto los detuvo.

Javier Borelli presidente de la cooperativa explica: “Para nosotros fue un año increíble, muy difícil pero gratificante. Aprendimos muchísimo, de por si hacer periodismo cooperativo como hacemos nosotros –con la lógica de una empresa recuperada- fue ponernos todos los periodistas a aprender cosas nuevas. Antes nos dedicábamos solo a editar nuestra notas, ahora no solo hacemos eso sino también organizamos la distribución, vender publicidad”.

tiempoa2

Con  un discurso sereno pero emotivo, Borelli nos comenta: “El 19 de abril del 2016 vivíamos una incertidumbre tremenda, veníamos de no cobrar cinco meses y nos organizamos, dar el primer paso fue lo más difícil pero contábamos con el apoyo de nuestros lectores”.

La edición del diario Tiempo Argentino posee una tirada de 30 mil ejemplares y es de 48 páginas. Su página web genera más de 400 mil visitas por mes. En las redes sociales cuentan con 400 mil seguidores en Twitter y otros 300 mil en Facebook.

Es un medio autogestionado y sostenido por los lectores: El 70% de los ingresos viene de los lectores, ya sea por la compra o por asociarse al diario: “No hay poder político o económico que tenga incidencia sobre el funcionamiento del medio que lo condicione, lo cual no pone muy contento” afirma Borelli.

“Desde que conformamos la cooperativa nos dimos cuenta que todos teníamos que hacer un poco de todo, distribuimos tareas por ejemplo la tesorera era la jefa de correctores, todos hacemos de todo y cuando hay algún evento en particular como el 24 de marzo salimos a la calle, algunos venden los diarios otros arman los gazebos, nos une mucho el trabajo en conjunto. Somos nuestros propios dueños” explica Luis Faraoni, encargado de la sección de Internacionales en el diario.

“Hacer trabajo cooperativo es apoyarte mucho en el otro. Todo nos cuesta el doble, antes te preocupabas con que salga bien tu nota, ahora te fijás en las notas de tu compañero, también si el diario no llega a un kiosco, de todo eso nos ocupamos” expresa Borelli.

Tiempo Argentino no solamente sale desde hace 12 meses sino que sostiene su calidad periodística. “Hemos tenido grandes logros periodísticos, y el esfuerzo que hacemos es para hacer un medio que pueda sentar precedente en agenda y aportar información y perspectiva socialmente relevante para la población, fuimos los primeros en informar sobre la off-shore de Macri estaba activa en Brasil, el robo del dinero no declarado de Gabriela Michetti, entre otros. Todas esas informaciones las dimos nosotros, nuestro orgullo es enorme y el desafío continúa”, dice, otra vez, Javier Borelli.

Hacer un periódico autogestionado. Hacerlo sin renunciar a nada: ni a la calidad ni a la experiencia colectiva. Un buen ejemplo para un 1 de mayo. Una combinación perfecta de lucha y constancia.

Lula Gonzalez

Lula Gonzalez

Es periodista. Nació en Salta y vive en Buenos Aires. Cursó estudios de periodismo en ETER, escuela de comunicación.

Sin Comentarios

No se permiten comentarios

 

La Vanguardia. Noticias y debates desde la izquierda democrática

Seguinos en

Si querés colaborar con La Vanguardia escribinos a [email protected]
Un comité editorial evaluará tu texto.