El ecocidio como delito penal internacional

Médicos, agricultores, víctimas de agrotóxicos, abogados y jueces de todo el mundo se reunieron en La Haya para enjuiciar simbólicamente a la compañía estadounidense Monsanto por crímenes contra la humanidad y contra el ecosistema. Piden que el delito de “ecocidio” se incorpore al derecho internacional.

monsanto-tribunal-internacional

Tras varios meses de investigación sobre el desempeño de Monsanto, empresa dedicada a la venta de semillas transgénicas y glifosato, el tribunal internacional no oficial que analizó en la ciudad holandesa de La Haya la historia de la multinacional, la encontró culpable del delito de “ecocidio”, además de crímenes de guerra, de violaciones a los derechos a un medio ambiente sano y equilibrado, a la salud y a la alimentación, y de “quebrantar la libertad científica”.

El “Tribunal Internacional Monsanto” estuvo conformado por cinco prestigiosos jueces de diferentes países, quienes analizaron el testimonio de 28 personas procedentes de distintos lugares del mundo que relataron sus experiencias sobre los efectos de las actividades de Monsanto sobre el medio ambiente y la salud humana. El TIM concluyó tras el simulacro de juicio realizado en La Haya (lugar simbólico porque es sede de la Corte Internacional de Justicia, el principal órgano judicial de las Naciones Unidas), que la empresa estadounidense de biotecnología es responsable de “ecocidio” y aunque su decisión no tiene implicancias penales, se espera que la prueba sanitaria y jurídica producida impulse algunos procesos penales.

La figura de “ecocidio” se entiende como la de “causar daño severo o destruir el medioambiente para alterar de forma significativa y duradera el ecosistema”.

En el proceso, en el cual como era previsible la compañía se negó a participar, se utilizaron los mismos procedimientos que utiliza la Corte Penal Internacional con sede en esa ciudad. Entre los jueces que participaron del Tribunal se encuentra la argentina Eleonora Lamm, jurista especializada en bioética, integrante del Conicet y subdirectora de Derechos Humanos de la Corte Suprema de Mendoza.

También participaron del simulacro de juicio referentes ecologistas de renombre internacional como la filósofa y escritora india Vandana Shiva, la periodista y escritora francesa Marie-Monique Robin -realizadora del documental “El mundo según Monsanto”-, y el biólogo francés Gilles Eric Séralini, entre otros.

La novedosa figura de “ecocidio” se entiende como la de “causar daño severo o destruir el medioambiente para alterar de forma significativa y duradera los bienes comunes o servicios del ecosistema de los cuales ciertos grupos humanos dependen”. El Tribunal instó a Naciones Unidas a incorporarlo como delito penal en el Estatuto de Roma que rige a la Corte Penal Internacional de La Haya.

Además, concluyó que Monsanto estuvo involucrada en prácticas que impactaron de forma negativa en los derechos a un medioambiente sano, a la alimentación, la salud y la información, tomando como base tratados y leyes internacionales como el Pacto Internacional de Derechos Económicos, Sociales y Culturales; el Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos; y la Convención de los Derechos del Niño.

Monsanto comercializa desde principios del siglo XX productos altamente tóxicos, como el PCB, el 2,4,5-T, el herbicida Lasso y el famoso Roundup, elaborado a base de glifosato. Estos productos han recibido acusaciones de contaminar el medio ambiente de manera permanente, y de causar enfermedades y muertes a miles de personas en todo el mundo. La historia de Monsanto se presenta, de esta manera, como un paradigma de la impunidad de las empresas transnacionales y sus dirigentes.

El Tribunal no tiene competencias en materia de verificación, ni su opinión es vinculante. Pero se espera que de sus resultados surjan procesos penales.

UN TRIBUNAL DE OPINIÓN

El Tribunal Internacional Monsanto es lo que se conoce como un “Tribunal de Opinión”. Es un tribunal “extraordinario” fruto de la determinación de la sociedad civil, que toma la iniciativa y participa activamente en él. Sigue la larga tradición de los tribunales de opinión creados en 1966 e impulsados por los filósofos Bertrand Russell y Jean-Paul Sartre.

Los tribunales de opinión tienen el mandato de examinar, mediante un método judicial, las normas jurídicas aplicables a situaciones o sucesos muy problemáticos que afectan directamente a personas o grupos de personas y a la sociedad en su conjunto y que constituyen un motivo grave de preocupación para los afectados. Su objetivo es doble: alertar a la opinión pública, a las partes interesadas y a los responsables de la formulación de políticas con respecto a actos considerados inaceptables e injustificables con arreglo a las normas jurídicas, contribuyendo de esta manera al progreso del derecho nacional e internacional.

El Tribunal no tiene competencias en materia de verificación, ni su opinión es vinculante. Sin embargo, a diferencia de otras iniciativas similares que emanan de la sociedad civil, su opinión consultiva se basa en consideraciones jurídicas, fundamentadas en el derecho internacional, en los derechos humanos y en el derecho humanitario internacional.

verzenasiEL CASO DE ARGENTINA

El médico argentino Damián Verzeñassi, subsecretario académico de la Facultad de Ciencias Médicas de la Universidad Nacional de Rosario (UNR) expuso ante el Tribunal en octubre de 2016 los trabajos epidemiológicos realizados en 27 localidades de 4 provincias de nuestro país (Santa Fe, Entre Ríos, Córdoba y Buenos Aires) con más de 96 mil personas encuestadas. Esos trabajos revelan que las personas encuestadas padecen los mismos problemas de salud, que antes de la instalación de Monsanto (1996) no existían: hipertiroidismo, malformaciones congénitas, problemas respiratorios, neurológicos, alergias, abortos espontáneos y cáncer, entre otras.

Se espera que a partir de la conclusión de este Tribunal de Opinión y de la prueba jurídica producida, se impulsen procesos penales y que el derecho internacional tenga en cuenta estas cuestiones relacionadas con el ecocidio.

El informe completo del Tribunal se puede ver haciendo click en este link.

 

En base a Télam, Página/12, El Federal y Tribunal Internacional Monsanto

Mario Rovina

Mario Rovina

Guardaparque egresado de la Universidad Nacional de Misiones. Fotografo de aves y especialista en ambiente. Integra la Cooperativa de Comunicadores El Miércoles.

Sin Comentarios

No se permiten comentarios