Ni corrupción ni ajuste: el PS va por un frente

Los órganos provinciales del Partido Socialista en Córdoba y en Buenos Aires adoptaron sendas decisiones en el mismo sentido: conformar frentes progresistas de izquierda democrática para ofrecer una opción a la ciudadanía que no quiere volver al pasado ni tampoco acepta el ajuste neoliberal como receta para el futuro inmediato. 

Una imagen del encuentro socialista bonaerense, en Vicente López.
Una imagen del encuentro socialista bonaerense, en Vicente López.

Este fin de semana tuvieron lugar instancias de decisión partidaria en el socialismo argentino, tanto en la provincia de Buenos Aires como en Córdoba. En ambos distritos, los integrantes de los respectivos órganos partidarios resolvieron por aclamación conformar fuerzas electorales alternativas a los dos campos que pretenden instalar como únicas opciones tanto el oficialismo macrista como el kirchnerismo residual, y en el caso de algunas provincias, la versión del PJ que se encuentra en el Gobierno.

CÓRDOBA, DE FRENTE

Así, en Córdoba el Congreso Provincial del Partido Socialista resolvió por aclamación convocar a la conformación de un Frente Amplio Progresista y Popular, que resulte una alternativa de centro izquierda al gobierno nacional de Cambiemos (PRO – UCR) y a Unión por Córdoba (PJ) en la provincia. Para ello, se encomendó a la Junta Ejecutiva Provincial desarrollar todas las acciones para lograr la pronta integración de una mesa política con todas las fuerzas con las que el socialismo cordobés viene trabajando.

Así, aprobaron avanzar en acuerdos electorales para las elecciones legislativas de este año, con el objetivo de incrementar la representación parlamentaria y teniendo presente la necesidad de construir una alternativa nacional para las elecciones presidenciales y provinciales de 2019.

El titular del PS, Matías Chamorro, dijo que ese frente «debe estar basado en un programa que exprese la necesidad de afianzar una política transformadora, con el objetivo de mejorar la educación y la salud pública, garantizar la igualdad de género, un ambiente sano, equilibrado y apto para el desarrollo humano, el empleo digno y servicios públicos esenciales para todos, la defensa de las PYMEs, la lucha contra el narcotráfico y la seguridad democrática con inclusión para la mejora de calidad vida de la población”.

En esa dirección, Raúl Arias, secretario General del PS, afirmó: “Los socialistas de Córdoba aspiramos a generar coaliciones políticas que incluyan no sólo a partidos políticos, sino también a representantes de sectores sindicales, movimientos sociales y otras organizaciones que expresen luchas por la igualdad, la honestidad y la transparencia en el manejo de la cosa pública, la economía social, los derechos humanos y la defensa de la democracia”.

“Los socialistas de Córdoba queremos una coalición que incluyan no sólo a partidos políticos, sino también a representantes de sectores sindicales, movimientos sociales y otras organizaciones comprometidas con la igualdad, la transparencia en la cosa pública, la economía social, y los derechos humanos”.

UNA ALTERNATIVA BONAERENSE

La sede del Club Banco Nación de Vicente López fue el marco del Congreso Extraordinario del PS bonaerense el sábado pasado. Allí, con la presencia de 121 congresales, las autoridades, congresales y afiliados presentes analizaron la situación social, económica y política de la provincia y definieron la estrategia electoral para la elección legislativa de este año.

En ese marco, el Consejo Provincial del PS, con la presencia de 33 consejeros del total de 38 que lo componen, resolvió por unanimidad la construcción de un frente de centroizquierda, progresista, democrático y popular para encarar las elecciones legislativas de este año, en donde también existió la postura de fortalecer el frente Progresistas o de ir solos a la contienda electoral.

La secretaria general de la provincia, Gabriela Troiano, expresó la voluntad de los socialistas con miras a las elecciones en tierras bonaerenses y dejó en claro que “la grieta de odio y rencor instaurada hace tiempo en el país no es un impedimento para construir y generar una alternativa superadora en la provincia”. Y agregó: “Somos una opción posible, sabemos que la construcción es más larga y más difícil, pero estamos convencidos de que tenemos posibilidades”.

A su vez, Troiano, que es diputada nacional, manifestó que en estas elecciones legislativas «la gente necesita que haya legisladores del campo popular socialista para que defiendan sus derechos y de esto el socialismo ha dado más que muestras en su rica historia de 120 años, siempre ha propuesto legislaciones en beneficio de los trabajadores, de las personas con discapacidad, de los niños y a favor del trabajo digno. A eso vamos apelar, a que la gente apoye al socialismo porque se necesita en el Congreso de la Nación diputados que defiendan los intereses de todos”, explicó.

Asimismo se debatió en comisiones las estrategias políticas a llevar a cabo para las próximas elecciones. Al respecto, Gabriela Troiano dijo: “Fue una jornada intensa de debate donde se intercambiaron opiniones en un marco de pluralidad y se resolvió la conformación de un Frente Progresista de Izquierda democrática, con integración de sectores de otros espacios políticos y de espacios sociales, culturales, y pequeñas y medianas empresas. En ese sentido va avanzar el socialismo”.

Según Gabriela Troiano, “la grieta de odio y rencor instaurada hace tiempo no debe impedirnos construir una alternativa superadora en la provincia”.

«NI LA CORRUPCIÓN NI EL AJUSTE»

La jornada bonaerense contó con la presencia del ex gobernador santafesino y actual Presidente del PS a nivel nacional, Antonio Bonfatti, quien llamó a “convocar a todos los argentinos y argentinas a discutir proyectos e ideas y no anclarse en nombres propios”. Y agregó: “Los socialistas hemos dado respuestas en materia de salud, trabajo y educación en la provincia de Santa Fe como modelo a llevar a lo largo y ancho del país”.

Por último, Bonfatti no quiso omitir el conflicto docente en la provincia de Buenos Aires y afirmó que “la oferta del 19% a los docentes bonaerenses es irrisoria e indignante, esto se suma a la gravedad de no convocar a paritaria nacional y demuestra la forma de gobernar que tiene el oficialismo en relación a la calidad de la educación pública y frente al respeto de los trabajadores”.

El titular del PS también planteó la necesidad de «saltar esta falsa división que tanto mal nos genera a los argentinos: el enfrentamiento entre unos y otros, entre la corrupción y el ajuste».

 

Redacción de La Vanguardia

Redacción de La Vanguardia

La Vanguardia Digital. Noticias y debates desde la izquierda democrática

Sin Comentarios

No se permiten comentarios