El paro nacional de la CGT será el 6 de abril, sin movilización

Las CTA mantienen la fecha del 30 de marzo pero también se suman al 6 de abril.

cgt-6-de-abril

En la tarde del jueves 16, el consejo directivo de la Confederación General del Trabajo (CGT) anunció la reclamada fecha para el paro nacional, que será el próximo 6 de abril: “Esta medida de fuerza se va a desplegar en todo el territorio nacional”, aseguró Juan Carlos Schmid, uno de los tres líderes de la CGT, en conferencia de prensa. La medida, sin embargo, se realizará sin que se convoque a movilización, en un repliegue con el que la central procura evitar nuevos problemas como los que se produjeron durante la marcha realizada el 7 de marzo pasado.

“Hay un malestar generalizado en amplias capas de la población, que la CGT intenta interpretar”, aseguró Schmidt en la rueda de prensa que se realizó en la sede sindical de Azopardo 802. Es el primer paro general que las organizaciones sindicales convocan contra el gobierno de Mauricio Macri, a quince meses del inicio de su gestión y después de que sus principales medidas de gobierno produjeran, según los datos del Observatorio de la Deuda Social de la UCA, un fuerte aumento de la pobreza, que ya era casi del 30% al concluir el gobierno anterior.

En referencia a los argumentos que motivaron la decisión, Carlos Acuña manifestó: “Este Gobierno golpea muy fuerte a los sectores del trabajo, a los más humildes, a los que más necesitan, y también a la industria nacional y a la pequeña y mediana empresa que sufren esta política llevada adelante”.  Por su parte, Héctor Daer sostuvo que ya habían anticipado que si el Gobierno no recibía “la percepción exacta de lo que fue la anterior movilización” se iba a llevar a cabo otra medida de fuerza. “El Gobierno no tomó nota.”, dijo el dirigente.

El paro será por 24 horas y “sin movilización”. “Vamos a generar debate en toda la sociedad. No sólo somos dañados los trabajadores, también los sectores medios, los intelectuales. Queremos que todos los sectores se manifiesten a favor de políticas económicas y sociales que contemplen la situación”, dijo, e insistió: “Que se sumen todos los que se tienen que sumar”. Por otra parte, desde la CGT manifestaron su “solidaridad” con el reclamo de los docentes.

LAS CTA MANTIENEN SU MOVILIZACIÓN

Desde las CTA, que habían convocado a un paro de 24 horas para el 30 de marzo, ante la demora de la CGT (tal como lo adelantó Pablo Micheli en La Vanguardia), anunciaron su acompañamiento a la huelga del día 6 de abril, que “será un plebiscito contundente, demoledor e inapelable que expresará el rechazo del pueblo a la política sistemática de empobrecimiento y despojo de los sectores populares”, según definió el titular de la CTA de los Trabajadores, Hugo Yasky. “Marcará un antes y un después”, completó.

Sin embargo, eso no significa que las CTA suspendan la jornada de paro nacional y movilización del 30 de marzo: “El mandato de los 1.717 delegados que lo decidieron sigue en pie, el pueblo y los trabajadores movilizados el 30 de marzo fortalecerán la convocatoria de todas las centrales al paro general que realizaremos el 6 de abril”, sostuvo Yasky.

 

En base a agencias.

Redacción de La Vanguardia

Redacción de La Vanguardia

La Vanguardia Digital. Noticias y debates desde la izquierda democrática

Sin Comentarios

No se permiten comentarios