El drama ambiental y humano de Nonogasta

En Nonogasta la contaminación ocasionada por el cromo, sulfuros y otros químicos que se utilizan para el curtido de los cueros, ha provocado que sea uno de los pueblos más contaminados de La Rioja.

foto-portada

Nonogasta, con una población de 6.937 habitantes (INDEC 2010) está ubicada en el departamento Chilecito en la provincia de La Rioja, donde los vecinos vienen denunciando la contaminación de una curtiembre (hoy Curtume CBR) que empezó a funcionar hace casi tres décadas.

La familia Yoma fue dueña de la curtiembre desde el año 1987, hasta que en el año 2005 entró en quiebra. Tres años después la adquirió la empresa brasileña Bom Retiro por la suma de 6 millones de dólares en cuatro pagos -ocho veces menos que su precio real-, comprometiéndose sólo a mantener 700 de los 1300 trabajadores que tenía la curtiembre (actualmente sólo 200 son de Nonogasta).

LA CONTAMINACIÓN

Uno de los principales problemas radica en que la curtiembre derrama 8 millones de litros de agua por día, equivalente a la misma cantidad de agua que usa la mina El Veladero en San Juan, pero con algo más peligroso y mortal, metales pesados, cromo, plomo, sulfuros y ácidos químicos en las más de 200 lagunas de cola que se llenan hace más de 30 años, a metros de las casas y barrios cercanos.

 

satelital-nonogasta

Esta imagen satelital muestra las piletas al costado de la ruta a Chilecito, muy cerca de las viviendas.
De ellas emana un fuerte olor, pero esto no es lo único que preocupa a los vecinos. Cuentan que eso es solo una parte ínfima del asunto. Uno de los problemas más graves de la producción de la curtiembre es la utilización de estas sustancias “cancerígenas y mutagénicas”, que están causando graves casos de malformaciones en recién nacidos y han multiplicado de forma alarmante los casos de cáncer en la zona.

LA LUCHA

Por todo esto los vecinos se organizaron para ser escuchados y luchar para que se ponga en funcionamiento la planta de tratamiento de los líquidos industriales contaminantes prometida por la empresa y el gobierno, conformando para esto la Asambleas El Retamo (Nonogasta) y Ciudadanos por la Vida (Chilecito), las cuales en 2013 presentaron un informe científicos de los análisis realizados a los efluentes de la curtiembre.

El Informe Técnico Nro. 1310283/01 realizado por CEQUIMAP (Centro de Química Aplicada), perteneciente a la Facultad de Ciencias Químicas de la Universidad Nacional de Córdoba reveló la presencia de una sopa química con altos niveles de cromo, en más de 164 veces el límite establecido y concentraciones de sulfuros que superan en 50 veces este límite, entre otras sustancias altamente contaminantes.

Reconocidos estudios (Greenpeace; la Agencia para Sustancias Tóxicas y Registro de Enfermedades o la Agencia de Protección Ambiental de Estados Unidos) indican que altas dosis de cromo son perjudiciales para la salud, por lo que recomiendan controlar las actividades que liberan este metal pesado.

Los impactos ambientales de la industria curtiembre son ampliamente conocidos y tan considerables como los de las industrias minera y del petróleo. El espectro de contaminantes es muy amplio: metales pesados (como el cromo, y en algunos casos aluminio y titanio), sólidos en suspensión, sales inorgánicas, sulfuros, gran cantidad de materia putrescible y polímeros orgánicos. Esto hace que los efluentes de la industria curtiembre sean difíciles de purificar y, por lo general, arrastran un volumen considerable de lodos.

Además, a las descargas de efluentes que superan los límites establecidos, se le suman la gran cantidad de residuos sólidos (retazos de cueros, virutas, recipientes y bolsas de plásticos, guantes de látex, etc.) que se pueden observar en el predio contiguo a la fábrica.

Desde la aparición del informe los vecinos y asambleístas han cortado la ruta 40 en reiteradas oportunidades reclamando por una solución a este grave problema ambiental y social que sufre su comunidad.

corte3

Los últimos cortes fueron realizados el 19 de enero y 2 de febrero de este año, incitado entre otras cosas, por el anuncio del secretario de Ambiente de Chilecito que indicaba el cierre de una perforación que abastecía de agua a Nonogasta, por los altos niveles de contaminación encontrados en un análisis realizado por la Universidad Nacional de Córdoba.

Denunciando además la falta de respuesta de las autoridades provinciales, principalmente la del secretario de Ambiente de La Rioja Santiago Azulay, que hace tiempo viene prometiendo medidas de mitigación ambiental y la instalación de equipos especiales para filtrar y prensar el cromo, los cuales ya estarían en la provincia, pero aún no se encuentran funcionando. Equipos que a los ojos de los asambleístas están lejos de ser la solución definitiva a los graves problemas de contaminación en la zona.

manos2

manos1

LAS CONSECUENCIAS

A todo esto se suma un reciente informe fotográfico realizado por El Federal Online de la Rioja, donde se puede ver una serie de fotos que muestran la realidad de muchos niños con malformaciones por la contaminación de cromo en el agua.

Ya en 2013 el reconocido médico cirujano Aníbal Ojeda, especialista en malformaciones congénitas, había advertido sobre lo que pasaba con los niños de Nonogasta, “lo alarmante es que el número de casos es mayor a lo normal”… “la contaminación es evidente en Chilecito y Nonogasta. De lo contrario no se puede justificar que existan tantas malformaciones monstruosas”, añadía Ojeda, que intervino a unos 8.000 niños en toda la provincia.

“Lo que aquí necesitamos es que se escuche la voz de la comunidad, y se gestionen urgentemente las soluciones a esta catástrofe ambiental, social y sanitaria”, concluyen desesperados desde Nonogasta.
En base a Asamblea El Retamo de Nonogasta, El Federal Online, Ecos Córdoba, Infobae y Noticias Villa Unión.

Mario Rovina

Mario Rovina

Guardaparque egresado de la Universidad Nacional de Misiones. Fotografo de aves y especialista en ambiente. Integra la Cooperativa de Comunicadores El Miércoles.

Sin Comentarios

No se permiten comentarios