8M: Las socialistas adhieren al Paro Internacional de Mujeres

Convocado a nivel mundial para fortalecer el movimiento feminista internacional, la iniciativa planea paros generales y protestas bajo el lema “La solidaridad es nuestra arma”.

paro8m

El Paro Internacional de Mujeres (PIM) es un movimiento de base formado por mujeres de diferentes partes del mundo. Fue convocado a nivel mundial para este 8 de marzo del 2017 en aras de fortalecer el movimiento feminista internacional, integrar fuerzas y exigir que las demandas de más de la mitad de la humanidad sean solucionadas.

El movimiento fue inspirado desde Polonia y creado en las últimas semanas de octubre de 2016 en respuesta a la violencia social, legal, política, moral y verbal que experimentan las mujeres contemporáneas en diversas latitudes. La iniciativa planea paros generales y protestas para el 8 de marzo de 2017, en que se recuerda el Día Internacional de las Mujeres, bajo un lema en común: “La solidaridad es nuestra arma”.

El PIM convoca a mujeres de más de 30 países, incluyendo Argentina, Australia, Bolivia, Brasil, Chile, Costa Rica, la República Checa, Ecuador, Inglaterra, Francia, Alemania, Guatemala, Honduras, Islandia, Irlanda del Norte, la República de Irlanda, Israel, Italia, México, Nicaragua, Perú, Polonia, Rusia, Salvador, Escocia, Corea del Sur, Suecia, Togo, Turquía, Uruguay y Estados Unidos, con otras en contacto para unirse en un futuro próximo (www.parodemujeres.com)

“Como mujeres socialistas tenemos la convicción y el compromiso de trabajar para concretar una sociedad con más igualdad y sin discriminación hacia las mujeres. Por eso convocamos a todas las compañeras a participar activamente de las asambleas organizadoras del Paro Internacional de Mujeres que se están realizando en cada localidad para alzar nuestra voz con más fuerza este 8 de marzo”, expresa el comunicado firmado por Lorena Ottado, desde la Secretaría de la Mujer del Partido Socialista.

“Las mujeres paramos en nuestras casas, en nuestros trabajos, en las escuelas, en los barrios, en las universidades, en los sindicatos, en los hospitales, en el mundo, para seguir interpelando a un sistema capitalista, heteropatriarcal, machista, basado en la desigualdad, que nos domina, nos explota, nos acosa, nos precariza, nos discrimina, nos viola y nos mata”.

Este miércoles 8 de marzo, las mujeres saldrán a las calles de negro y violeta para exigir políticas de igualdad concretas, en una lucha que asume el horizonte de una sociedad justa, libre de violencias. El reclamos de las socialistas incluye:

– una vida sin violencias.

– justicia para las víctimas de femicidios.

– la desarticulación de las redes de trata.

– el reclamo para que se reconozca que las tareas domésticas y de cuidado constituyen trabajo no remunerado.

– por paridad: sin las mujeres no hay democracia.

– por el acceso a la salud y a la educación sexual y reproductiva.

– porque cobramos menos que los varones cumpliendo las mismas tareas: la brecha salarial llega en promedio al 27%.

– porque sin presupuesto para la educación integral no hay #niunamenos.

– porque más políticas públicas es igual a menos violencia de género.

– por la paridad en casa, en el Estado y en los espacios políticos.

– por el derecho al aborto libre, seguro y gratuito.

 

Redacción de La Vanguardia

Redacción de La Vanguardia

La Vanguardia Digital. Noticias y debates desde la izquierda democrática

Sin Comentarios

No se permiten comentarios

 

La Vanguardia. Noticias y debates desde la izquierda democrática

Seguinos en

Si querés colaborar con La Vanguardia escribinos a [email protected]
Un comité editorial evaluará tu texto.