Corea del Norte lanzó cuatro misiles balísticos

Corea del Norte vuelve a amenazar a sus vecinos con misiles balísticos. 

kim-jong-un-getty

La exótica dictadura norcoreana gobernada hoy por Kim-Jong Un, sorprendió una vez más. En el día de ayer, se despachó lanzando cuatro misiles balísticos que cayeron en el Mar del Este (Japón). Los mismos se sumergieron en aguas de la Zona Económica Especial de Japón. Evidentemente se trata de una nueva probocación de los “revolucionarios juches”, que pretenden amedrentar a sus “vecinos capitalistas”.

Evidentemente, son muchos los analistas que aseguran que el lanzamiento de misiles fue la respuesta norcoreana a las maniobras desarrolladas anualmente por sus clásicos enemigos: Corea del Sur y Estados Unidos.

“Los lanzamientos claramente muestran que la amenaza norcoreana ha alcanzado una nueva dimensión”, afirmó el Primer Ministro japonés, Shinzo Abe. El mandatario nipón sostuvo, además, que los ensayos balísticos norcoreanos constituyen una verdadera provocación para la seguridad de su país, y que el país lo tendrá en cuenta a la hora de tomar medidas. La ministra de Defensa de Japón se manifestó en el mismo sentido y consideró que los lanzamientos son un “acto provocativo”.

La semana pasada, los jerarcas burocráticos del país que proclama la exótica  “Idea Juche” – una mezcla de comunismo con totalitarismo ramplón y hasta místico – habían advertido a través del periódico oficial “Rodong Sinmun” que responderían a los ejercicios militares surcoreanos y estadounidenses. Según los acólitos de la dictadura de Kim Jong-Un las maniobras de “los países enemigos” tienen como objetivo conquistar a Norcorea.

El programa balístico y nuclear de Corea del Norte es una preocupación para la comunidad internacional desde hace años. El mismo comenzó a desarrollarse en 1962, cuando el entonces presidente y líder de la revolución norcoreana Kim-Il Sung (padre de los dos líderes posteriores) adoptó una política de militarización apoyada por la Unión Soviética. Luego, fue China quien brindó asistencia a la “monarquía comunista” a desarrollar sus armas. A través del desarrollo de su arsenal, Corea del Norte consiguió hacerse de misiles de largo alcance, que representan un verdadero peligro para la región.

La política militarista de Norcorea no parece tener marcha atrás. Como su padre, Kim Jong-Il, y como su abuelo, Kim  Il-Sung, el actual lider de Norcorea, está decidido a exhibir su capacidad de fuerza para defender lo que considera el último bastión verdaderamente “independiente de Estados Unidos” en la zona. El miedo y el peligro siempre se dan la mano en Norcorea.

Redacción de La Vanguardia

Redacción de La Vanguardia

La Vanguardia Digital. Noticias y debates desde la izquierda democrática

Sin Comentarios

No se permiten comentarios