Le Pen ya no es inmune

Marine Le Pen ha perdido la inmunidad parlamentaria por twitear fotos que incitan a la violencia. 

TOPSHOT - French far-right Front National (FN) party's President, Marine Le Pen, gestures as she delivers a speech on stage during the FN's summer congress in Frejus, southern France, on September 18, 2016. Marine Le Pen's slogan reading "In the name of the [French] people" is seen on the rostrum. / AFP / Franck PENNANT (Photo credit should read FRANCK PENNANT/AFP/Getty Images)

El Parlamento Europeo ha tomado una decisión ejemplar: hace pocas horas le ha quitado a la líder ultraderechista e islamófoba Marine Le Pen, la inmunidad para que sea investigada por sus twits en los que exhibía ejecuciones del Estado Islámico.

Diversas autoridades francesas habían solicitado al máximo órgano parlamentario europeo que se adoptara la medida, para poder así continuar la investigación correspondiente contra Le Pen. El caso por el que se la investiga data del año 2015, cuando la ultraderechista publicó en su perfil público de Twitter tres fotos en las que se mostraba a tres personas ejecutadas por el Estado Islámico. Con el mal gusto que caracteriza a la señora Le Pen, podía observarse a una decapitada, a una mujer quemada viva y a otra aplastada por un tanque. Debajo se veía la leyenda: “Daesh (Estado Islámico) es esto”.

El actual primer ministro francés y otrora ministro del Interior, Bernard Cazeneuve, consideró en su día que las imágenes tenían un contenido marcadamente vil y propagandístico del grupo terrorista. E hizo lo que correspondía: puso el caso en manos de las autoridades policiales del país. A posteriori, la fiscalía de Nanterre inició una investigación a Le Pen por la “difusión de imágenes violentas”. Para poder avanzar en la misma, pidió que se le levante la inmunidad de la que goza como miembro del Parlamento Europeo.

La decisión adoptada por el Parlamento Europeo solo afectará la inmunidad de Le Pen para el caso antedicho, pero no para otros. Según la legislación francesa, Le Pen podría enfrentarse a un máximo de tres años de prisión. Asimismo, podría recibir una multa que llegaría a los 75.000 euros. Sin embargo, el caso abierto no terminaría antes de las elecciones presidenciales a las que, por supuesto, acudirá con su discurso de odio y terror.

Cabe destacar que la líder del Frente Nacional ya ha tenido problemas con la justicia. Hace solo unas pocas semanas, fue penada por la utilización irregular de fondos y malversación de caudales públicos. Según la investigación parlamentaria, Marine Le Pen utilizó dinero para pagar sueldos de su partido y no para el salario de sus asesores contratados formalmente en el Parlamento Europeo. A Le Pen, el engaño no le ha salido gratis: la mitad de su sueldo ha sido embargado.

Marine Le Pen no es la primera en la familia en tener este tipo de problemas. Su padre, Jean Marie Le Pen, un nazi confeso y ex lider del partido que hoy maneja su hija, también perdió la inmunidad en su día, tras ser acusado  por el Movimiento contra el Racismo y por la Amistad de los Pueblos.

Aunque en el Parlamento Europeo cada vez son más los representantes de tendencias xenófobas y ultraderechistas, aún no alcanzan para darle un espaldarazo a su “camarada de bando”. La votación para quitarle la inmunidad en este caso ha sido sencilla. Tanto la izquierda como la derecha liberal ha estado de acuerdo en que Le Pen pierda su beneficio y sea investigada.

 

Redacción de La Vanguardia

Redacción de La Vanguardia

La Vanguardia Digital. Noticias y debates desde la izquierda democrática

Sin Comentarios

No se permiten comentarios

 

La Vanguardia. Noticias y debates desde la izquierda democrática

Seguinos en

Si querés colaborar con La Vanguardia escribinos a [email protected]
Un comité editorial evaluará tu texto.