«Qué son veinte pesos»: marcha atrás del Gobierno en otro «error» que afecta derechos

El Gobierno anunció un cambio por decreto en el cálculo de las jubilaciones y de inmediato volvió atrás por el abrumador rechazo que generó. 

fotojubiladosel-diario24

El Gobierno adelantó que revisará junto a todos los bloques del Congreso el cambio dispuesto en la forma en que se calculan los aumentos jubilatorios dispuestos por la ley de movilidad. La medida se había conocido en medio de la sesión extraordinaria en que la Cámara de Diputados trataba las modificaciones a la ley de ART. En medio del debate, la modificación  anunciada por las autoridades de la Administración Nacional de Seguridad Social (ANSeS) produjo inmediato conflicto y puso en peligro la aprobación de la reforma del régimen de las ART impulsada por el Gobierno: el massista Frente Renovador y el Bloque Justicialista se abstuvieron en la votación.

El Gobierno había modificado por decreto la fórmula para «corregir» los cálculos de los montos jubilatorios. El titular de la ANSES, Emilio Basavilbaso, dijo que hasta ahora había una “pequeña sobreestimación” en los aumentos  que dispone la Ley de Movilidad Previsional. El aumento anunciado (que vale para  jubilados, pensionados, pensiones no contributivas, ex combatientes de Malvinas, titulares de la Asignación Universal por Hijo y asignaciones familiares de los trabajadores formales) será del 12,65 por ciento. Sin la modificación, según estimaciones de especialistas, sería de 12,96 por ciento.

La medida no fue comunicada antes en conferencia de prensa ni en una visita al Congreso, sino que se conoció a través del comunicado de prensa de la Anses sobre la suba de jubilaciones y pensiones que se aplicará en marzo. “Cambios en la reglamentación de la movilidad jubilatoria”, dice el último apartado de un archivo adjunto a la gacetilla oficial que informa del incremento previsional.

La medida no fue comunicada antes en conferencia de prensa ni en una visita al Congreso, se conoció por un comunicado de la Anses.

QUÉ SON 20 PESOS

La jubilación mínima pasó de 5.661 a 6.377 pesos, y si no se hubiera hecho la «corrección», el haber mínimo sería de 6.394 pesos, 17 pesos más según ese cálculo.

«Se corrió la bolilla de que habíamos cambiado por decreto una fórmula establecida por ley y lo único que hicimos es corregir un error. No nos pueden correr por corregir un error matemático de 20 pesos de impacto», dijo Mario Quintana, secretario de Coordinación Interministerial, atajándose tras el revuelo causado por la noticia.

Pero independientemente del monto, el rechazo masivo, incluso dentro de la coalición oficialista, hizo que el Gobierno anunciara la vuelta atrás.

Es que en el medio de la sesión arreciaron las críticas y cuestionamientos. La propia Elisa Carrió, aliada del Gobierno y que, por ejemplo, se desentendió del escándalo por el acuerdo del ex Correo, ahora en cambio amenazó con pedir la renuncia de Basavilbaso si no se revisa la resolución.

Sin la «corrección» por decreto, el haber mínimo sería de 6.394 pesos, y no de 6.377.

RECHAZO UNÁNIME

Desde la oposición las reacciones fueron unánimes y solo difirieron en los matices.

Graciela Camaño (del Frente Renovador) calificó la noticia como «nefasta» y dijo que no se puede borrar de un plumazo «una fórmula que nos costó mucho trabajo consensuar. No vamos a tolerar que este tema sea modificado por decreto, que alegremente se mermen los derechos de los trabajadores pasivos y de los que no tienen trabajo”, agregó.

Otros diputados fueron igualmente duros: el ex titular de la ANSES durante el kirchernismo, Diego Bossio (hoy bloque Justicialista) indicó que la decisión del Ejecutivo es “una absoluta falta de respeto a la norma, a la ley y a los tiempos parlamentarios”. El legislador Héctor Daer, que además integra el «triunvirato» que conduce la CGT, amenazó al oficialismo: “No nos pidan responsabilidad porque si no tienen respeto por el Parlamento, por las leyes, si hasta se están animando a bajar por decreto las jubilaciones y todos los beneficios sociales, pongan responsabilidad en gobernar, no pueden seguir gobernando así, y menos por DNU”, se despachó el dirigente sindical.

Sergio Massa y Margarita Stolbizer, quienes coordinan su accionar legislativo desde hace tiempo, anunciaron que este jueves presentarán “una medida cautelar” ante la Justicia para frenar la decisión del Gobierno, ahora tal vez innecesaria ante el anuncio de la vuelta atrás.

«Pongan responsabilidad en gobernar, no pueden seguir gobernando así, y menos por DNU”, dijo Daer.

LOS ERRORES SIEMPRE PARA EL MISMO LADO

Desde el bloque socialista dijeron que «llama la atención la forma sistemática en que el Gobierno comete ‘errores’, porque esos errores siempre son en contra de los jubilados, los trabajadores o el que paga los impuestos, pasan siempre para el mismo lado».

Hablaban del acuerdo con el ex Correo, pero la frase se aplica perfectamente para el nuevo escándalo del Gobierno de Macri, que semana a semana renueva motivos para la preocupación de los sectores más vulnerables de la sociedad, de la clase trabajadora y de quienes dependen de ingresos fijos en la Argentina.

La discusión no debería centrarse en el impacto económico en cada bolsillo, que según algunos cálculos puede ser de hasta 60 o 70 pesos en haberes que de por sí son magros, mientras que el Gobierno habla de 24 pesos. Sino en la forma en la que debe realizarse cualquier modificación en un tema de interés público que además está establecido por ley. Y en otro aspecto, en lo que ya se señaló: la fuerte tendencia del Gobierno a que todos sus errores o todos sus ajustes siempre se cargan sobre las espaldas de los menos favorecidos, mientras, por el contrario, aprueba exenciones para sectores de enormes ingresos o para productos suntuarios.

Hasta lo que el Gobierno quiere anunciar como un éxito se transforma en un búmerang que revela el malestar social creciente por sus medidas.

VUELTA ATRÁS

El unánime rechazo provocó que tres de los principales referentes de Cambiemos en la Cámara anunciaran, poco después que “hablamos con el Presidente, y le pedimos que deje sin efecto la resolución”. Mario Negri (UCR), Nicolás Massot (PRO) y Fernando Sánchez (Coalición Cívica) agregaron que Macri “se comprometió a que se iba a comunicar con Basavilbaso para dejarlo sin efecto”.

Ya en la mañana de este jueves, el jefe de Gabinete Marcos Peña ratificó que el Presidente revisará con representantes de distintos bloques del Congreso la resolución que modificó la forma en que se calcula el aumento semestral previsto por ley para los jubilados.

Pero luego Peña defendió la medida: pidió entender qué y por qué se modificó el calculo. «La ley define un índice, pero la reglamentación de ese índice se hizo mal. La ley dice una cosa y la reglamentación otra», señaló. «Puede haber sido un error, pero queremos poder explicar la situación y en todo caso tenemos que modificar la ley», añadió.

Luego reconoció que pudo haber «un problema de información también» en la comunicación de la medida anunciada ayer por la ANSeS, conducida por Emilio Basavilbaso. No obstante, el jefe de Gabinete insistió en que el impacto de la medida «es infinitamente menor a lo planteado» y que en realidad «impacta sobre 24 pesos de la jubilación mínima».

Y aunque luego Peña destacó la importancia del aumento en las jubilaciones al subrayar que «supera en 4 puntos la inflación del semestre y ayuda a recomponer su impacto» en los haberes, nada evitará que en el balance el Gobierno asuma una nueva derrota comunicacional: el anuncio de ese «importante» aumento en las jubilaciones, que supera la inflación del semestre, se convirtió en una enorme ola de rechazo a la baja de la jubilación por decreto.

O el Gobierno comunica muy mal, o debe empezar a preocuparse: hasta lo que quiere anunciar como un éxito se transforma en un búmerang, lo que revela el malestar social creciente por sus medidas, que siempre van en contra de los intereses de los mismos sectores.

 

 

Redacción de La Vanguardia

Redacción de La Vanguardia

La Vanguardia Digital. Noticias y debates desde la izquierda democrática

Sin Comentarios

No se permiten comentarios