Científicos predicen que en 2022 tendremos una nueva estrella en el cielo

Se debe a la explosión de un sistema binario que producirá una estrella

ep_r_star_16x9

Un grupo de astrónomos estadounidenses liderados por Lawrence Molnar, del Calvin College, indicó que en 2022 se llevará a cabo un fenómeno astronómico nunca antes visto: la masiva explosión de un sistema estelar binario que producirá una nueva estrella, y que permitirá que sea observable a simple vista por hasta por lo menos 1 año en el cielo como una de las más brillantes del firmamento. Se trata del astro llamado KIC 9832227, ubicado a 1800 años luz de distancia de la Tierra. Según el equipo, existen desde 1999 datos acerca del sistema binario del que saldrá esta nueva estrella y los más recientes sobre su luminosidad presentados en la reunión de invierno de la Sociedad Americana de Astronomía (AAS) son los que permiten conjeturar que la fusión se producirá en 2022,2 con un margen de error de 0,6 años, lo que indica que podría varias la fecha y ocurrir en el 2021 o en 2023. La explosión se trata una especie de cópula cósmica que producirá 10 mil veces más luz que la actual. Basándose en esta información respecto del brillo, los astrónomos podrán estar más seguros de la fecha en los próximos años.

Si bien el fenómeno de que las estrellas se agrupen de a pares, o de a tres, es algo muy común lo que no es habitual es que estos dos astros, situados a 1.800 años luz del Sol, estén en tan íntimo contacto y compartan la atmósfera, según explican desde el Calvin College, situado en el estado de Michigan. Como en casi todos los sistemas binarios, uno es más grande que el otro: en este caso, el mayor tiene 1,4 veces la masa del Sol y el menor 0,32 veces.

Cuando comience a ser visible, la podremos apreciar como parte de la constelación del Cisne, que es parcialmente visible desde el hemisferio sur y se ve mucho mejor desde el hemisferio norte.

«Si la predicción es correcta, entonces por primera vez en la historia, los padres serán capaces de señalar un punto oscuro en el cielo y decir: miren, niños, hay una estrella escondida allí, pero pronto acabará encendiéndose», indicó Matt Walhout, decano de la universidad de Calvin.

En 2008 se dio un fenómeno similar, en el sistema estelar V1309 Scorpii, que no se pudo predecir, y sobre la base del estudio de este caso Molnar y su equipo han recolectado pistas para arriesgarse a predecir por primera vez con fecha concreta el caso de sus estrellas binarias KIC 9832227.

El tema ha dado que hablar en la comunidad científica. Según explicó Molnar la semana pasada en el congreso de AAS en Texas, Estados Unidos: “Hemos descartado que las dos estrellas estén orbitando a su vez una tercera lejana”. No obstante, se han encontrado indicios de una tercera estrella muy pequeña que creen que no influirá en la evolución del sistema. Según Molnar: “Creemos que nuestra predicción debe ser tomada en serio desde ahora y que en los próximos años estudiemos esto para saber lo que causa que las binarias en contacto se fusionen”.

En los últimos años se han documentado varios sistemas de este tipo que están cerca del final de su ciclo vital pero no es habitual que se prediga una fecha concreta y se anuncie la próxima aparición de un nuevo elemento en el Universo, de modo que se trata de un hecho histórico que, con suerte, podremos divisar en unos años, y a simple vista.

 

En base a Gira Bs As, Pijama Surf y Publico.es

Redacción de La Vanguardia

Redacción de La Vanguardia

La Vanguardia Digital. Noticias y debates desde la izquierda democrática

Sin Comentarios

No se permiten comentarios