Luz: todo lo que hay que saber sobre el nuevo tarifazo

El nuevo tarifazo del gobierno en el servicio de energía va del 61 al 148% para tarifas residenciales en el área Metropolitana. La tarifa social se mantendrá. Quienes ahorren en la comparación con 2015 tendrán descuentos. Cómo se realiza el cálculo. Qué pasa en el resto del país.

aranguren

En lo que constituye un nuevo avance sobre el poder adquisitivo de la mayoría de los argentinos, el gobierno de Mauricio Macri anunció un nuevo aumento en las tarifas de la energía eléctrica, que en realidad se desdobla: en marzo será el primer aumento, y en noviembre (tras las elecciones legislativas) se producirá una nueva suba.

El aumento de la luz comienza a regir a partir de hoy miércoles 1 de febrero para hogares de la ciudad de Buenos Aires y el conurbano, específicamente para los 4,7 millones de clientes bajo la órbita de Edenor y Edesur. Se calcula que el promedio del aumento es de 100%, aunque las subas arrancan en un 60% para quienes tengan menores consumos (hasta 150 kWh por mes) y llegan a 148% para mayor consumo, entre 600 y 1500 kWh.

Pero esa es solo la primera sacudida al bolsillo: la segunda suba llegará en noviembre. El ministro de Energía y Minería, Juan José Aranguren, el más impopular del macrismo, y ex CEO de Shell,, informó en la conferencia de prensa que en noviembre el Valor Agregado de la Distribución (VAD) aumentará un 19%, pero aún no se calcula el impacto en las facturas residenciales. Dependiendo de cada hogar, ese importe puede llegar a casi la mitad de una factura.

Dada la distorsión tarifaria que existe en la Argentina, donde hay provincias que pagaban hasta siete veces más que en Capital y Gran Buenos Aires, el impacto del aumento anunciado es diferente.

CÓMO SE COMPONE EL COSTO DE LA FACTURA

Cada factura de energia electrica en la Argentina tiene tres elementos: el primero es la generación y el transporte del servicio (que es el precio al que las empresas distribuidoras compran la energía en el Mercado Eléctrico Mayorista); el segundo componente es el VAD ya mencionado, que según el ENRE “incluye los costos de desarrollo e inversión en las redes, de operación y mantenimiento y de comercialización”, y en tercer lugar están los impuestos, que llegan hasta un tercio de la factura.

El primer elemento es el mismo en todo el país, pero el segundo, el VAD, depende de lo que establezca cada autoridad provincial para la distribuidora local. En los ultimos años fue aumentando en las provincias del interior mientras que en la Capital y el Gran Buenos Aires, donde reside el 38,4% de los usuarios del total país, no se autorizaron las subas. Eso generó una distorsión muy fuerte: los usuarios de las empresas Edenor y Edesur tuvieron en los ultimos años las tarifas más baratas del país, hasta siete veces más bajas que en provincias como Río Negro (donde el servicio es brindado por EdER SA), La Pampa (APELP), Córdoba (EPEC), San Luis (EDESAL SA), Santa Fe (EPESF), Jujuy (EJE SA) y Tierra del Fuego, las más altas del país.

En promedio, el 27 por ciento de la factura eléctrica corresponde a la generación, el 47 por ciento a la distribución y el 26 por ciento son impuestos.

PROMESAS DE INVERSIÓN

En paralelo a los aumentos, el Gobierno aseguró que se hará un mayor control desde el ENRE sobre las empresas de distribución. La suba de tarifas que se anunció esta semana tiene una contraparte en las promesas de inversiones por parte de las empresas. Edenor proyectó inversiones por 25.000 millones de pesos en cinco años, y en el caso de Edesur, unos 14.000 millones hasta 2021.

El ministro recordó además que el gobierno nacional es responsable del control y la regulación de generación y transporte de la electricidad en todo el país; pero en distribución, sólo es responsable en dos concesiones federales que son Edenor y Edesur, el resto está bajo la regulación de jurisdicciones provinciales y, en algunos casos, municipales.

SE MANTIENE LA TARIFA SOCIAL PERO TAMBIÉN AUMENTA

El ministro Aranguren aseguró que la tarifa social se mantendrá vigente en el nuevo esquema tarifario. El beneficio, que alcanza a 1.750.000 usuarios, tendrá un aumento del 35%, dividido en dos etapas. “Hasta el momento, aquellos que cuentan con la tarifa social pagaban 68 pesos. El aumento será de un 35 por ciento. En febrero habrá un aumento de 11 pesos, mientras que en marzo se establecerá otro aumento de 13 pesos más. Entonces, pasarán de pagar 68 a 92 pesos», dijo el funcionario macrista.

El subsecretario de políticas tarifarias, Andrés Chambouleyron, detalló que: «Hay un bloque gratuito de 150kw/hora por mes, que aplica a la totalidad de las provincias del país, con excepción de las provincias del NEA. Todo consumo en exceso de esos 150 kw lo van a pagar con descuento. La magnitud de ese descuento va a depender si el consumo total del mes es igual al mismo período del año 2015 o superior».

Esas provincias mantendrán la categoría adicional para electrodependientes (es decir lugares en los que no hay gas natural y se depende totalmente de la electricidad): “Alli el bloque gratuito es de

300/kw/hora por mes, en lugar de 150, y los descuentos que aplican por encima de ese bloque gratuito son exactamente iguales que los de la tarifa social familiar»

Los beneficiarios siguen siendo “quienes tengan ingresos inferiores a dos salarios mínimos vitales y móviles, jubilados, pensionados, monotributistas, empleadas de servicio doméstico, personas que cobren seguro de desempleo, personas con discapacidad, electrodependientes y beneficiarios por pensiones a veteranos de guerra».

El precio estacional es nacional e impacta en todo el país, pero los componentes de la boleta son variables de acuerdo a cada provincia.

EL PRINCIPAL IMPACTO ES EN CAPITAL Y GBA

En el ámbito de Capital Federal y Gran Buenos Aires, área de cobertura de las distribuidoras Edenor y Edesur, hay unos 4.750.000 millones de usuarios, de los cuales un tercio (1.600.00) recibe tarifa social.

El segmento R1, de menor consumo (que alcanza a un 30% aproximado de los usuarios, que consumen hasta 150 kilowatts/hora por mes) tendrá aumentos de 60 por ciento, que llevará sus boletas de 131 pesos a un máximo de 211.

El segmento R2, casi un 40% del total (1.200.000 usuarios) consume de 150 a 300 kw/hora por mes, y de los 237 pesos actuales va a pasar a pagar en marzo un máximo de 420 por mes, con un incremento en las boletas de hasta un 77 por ciento.

El 25 por ciento de usuarios de alto consumo (de 300 a 600 kWh/mes) hoy paga unos 618 por mes

y con los aumentos se calcula que llegará a unos 1.175 por mes, con aumentos de hasta 90%.

Finalmente, una pequeña cantidad de usuarios (5%) que exhibe consumos de hasta 1.500 kWh/Mes, y hoy paga unos 1.418 mensuales, tendrá aumentos de hasta 148%, pasando a pagar unos 3 .524 por mes.

PARA PAGAR MENOS HAY QUE MIRAR LAS FACTURAS DE 2015

El Gobierno también anunció que el ahorro de energía será el camino para que los usuarios puedan “suavizar” el impacto de la suba. Para eso habrá que comparar con facturas anteriores, pero no de 2016, sino de 2015, que es el año tomado como referencia para ahorrar.

De ese modo los clientes de Edenor y Edesur deberán buscar sus facturas de hace dos años y mirar el bimestre que le corresponda a cada uno. Con ese dato, deberá mensualizar el consumo, es decir dividir por dos, para obtener un promedio mensual: si consumió 500 kw/h en un bimestre, tendrá un promedio de 250. Si el usuario redujo su consumo, tendrá una bonificación del 50 o del 100% sobre el aumento del precio estacional mayorista (PEM), es decir, del primer componente de la factura.

Justificando el aumento, el presidente Macri dijo que la suba «nos acerca al 47 por ciento de lo que vale la energía y arrancamos prácticamente con nada”, y agregó que “no es simpático decir que hay que aumentar las tarifas, pero es el camino para ir recomponiendo lo que pasa en Argentina”.

Las subas impactarán sobre la inflación minorista en forma directa a raíz del alza de las tarifas pero también a través de los precios de los bienes y servicios cuya ecuación de costos incluye la luz y el gas, que sube en abril.

QUÉ PASA EN EL RESTO DEL PAÍS

El precio estacional de la energía es nacional e impactará en todas las boletas de luz, pero como se explicó antes, los componentes de cada boleta hacen que sean variables de acuerdo a cada provincia. Por esa razón es imposible dar una cifra que exprese cuál será el impacto en cada lugar.

El anuncio de Aranguren, implica un aumento máximo del 37 por ciento en el resto del país. Pero a cada incremento habrá que sumar el que cada provincia o municipio otorgue a la distribuidora que brinda el servicio en ese distrito.

Aun asi, en algunos lugares ya se arrojaron cifras estimadas.

En Córdoba, el titular de la Empresa Provincial de Energía de Córdoba (Epec), Jorge González, señaló que la tarifa residencial de la luz subiría un 13 por ciento promedio, tras el incremento anunciado por la cartera de Energía a nivel nacional. Explicó: «En Epec el precio de compra y distribución en el sector residencial incide entre el 30 y 35 por ciento en la boleta. Así que este incremento incidirá, en febrero, entre el 5 y 6 por ciento en las facturas residenciales y otro adicional en marzo».

En Mendoza, el presidente del EPRE (Ente Provincial Regulador Eléctrico) Elián Japaz, dijo que el impacto es inferior al 4,5% que en promedio venía dándose. Según Japaz, esto tiene que ver precisamente con la actualización previa de los cuadros que autoriza la Nación “que en los ajustes trimestrales anteriores no ocurrió y ahora, si bien será el mismo porcentaje de VAD que recibirán las empresas, hace que se atenúe en al menos un punto el impacto en las facturas”.

En Santa Fe, a raíz del aumento mayorista anunciado por Aranguren, la Empresa Provincial de la Energía (EPE) estudia una suba del 12 por ciento. “Estamos analizando los anuncios de Aranguren, pero no tenemos de momento tarifas oficiales para distribuidoras del interior. Esos escenarios se tendrán en los próximos días. Una vez que los anuncios de subas de la Nación aparezcan en textos oficiales podremos hacer una estimación confiable», señalaron desde la Casa Gris.

En Entre Ríos aún no hay precisiones sobre cómo impactará esta medida en los valores que pagan los usuarios del servicio de energía eléctrica. Desde la empresa de energía (Enersa) informaron que están a la espera de la notificación del Ente Provincial Regulador de la Energía (EPRE) sobre la adaptación del anuncio en el cuadro tarifario local.

SUGERENCIAS PARA AHORRAR

Entre las sugerencias más eficaces para el ahorro, se enumeran las siguientes:

– Luces: instalar lámparas de bajo consumo sobre todo en los ambientes donde se necesite iluminar por mucho tiempo. Reemplazar tubos fluorescentes por tubos LED.

– Aire acondicionado: además de mantenerlo a 24 grados y apagarlo cuando se deja el ambiente, se sugiere limpiar con frecuencia los filtros.

– Termotanque y heladera: el termostato debe estar regulado entre 40 y 45 grados centígrados. En el caso de la heladera, no colocar comida caliente, no dejar la puerta abierta más que lo necesario.

-Televisores, celulares, equipos de audio: desenchufar los cargadores cuando se terminó de cargar el celular; desconectar los equipos si se deja el lugar por un tiempo prolongado. Las luces de «stand by» consumen energía.

– Computadoras: apagarla de noche o si no se usará por unas horas. Dejarla en modo de espera equivale a hasta un 70% de su consumo en modo encendido.

 

En base a Télam, Infobae, Chequeado, Pagina/12, La Capital, Análisis Digital, Uno y La Voz del Interior.

Redacción de La Vanguardia

Redacción de La Vanguardia

La Vanguardia Digital. Noticias y debates desde la izquierda democrática

Sin Comentarios

No se permiten comentarios