Los demócratas exigen a Trump que revoque la reforma migratoria

El Partido Demócrata pide que Trump retire la polémica medida que prohíbe el ingreso de ciudadanos de siete países musulmanes a Estados Unidos.

Election Protests Washington

 

Diversos dirigentes del Partido Demócrata solicitaron en el Congreso de Estados Unidos que Donald Trump revoque la orden migratoria que impide la entrada al país de ciudadanos de algunos países musulmanes. El pedido del Partido Demócrata fue respaldado por cientos de ciudadanos que se acercaron al Congreso con carteles que llevaban el lema «No al odio ni al miedo, los refugiados son bienvenidos aquí».

Cuck Schumer, el líder de los Demócratas en la Cámara Alta, y Nancy Pelosy, su homóloga en la Cámara de Representantes, estuvieron presentes en la vigilia por los refugiados e inmigrantes. Ambos sostuvieron que las políticas de Trump constituyen una verdadera afrenta a los derechos ciudadanos. De hecho, los dos legisladores sostuvieron que los valores representados por la Estatua de la Libertad y que da bienvenida a los inmigrantes, deben ser respetados porque son la piedra angular sobre la que se fundó el país.

Asimismo, la senadora Elizabeth Warren, una vieja luchadora social y política del progresismo al interior del Partido Demócrata, sostuvo:  «Estamos aquí para luchar y lo haremos el tiempo que sea necesario para poder recuperar la decencia de este país».

Warren afirmó que el Partido Demócrata «luchará contra Trump mientras siga intentando estar por encima de la ley».

Las protestas se dirigen contra la medida adoptada por el presidente que impide a inmigrantes de siete países musulmanes ingresar al país. Trump justificó la medida como parte de la «lucha antiterrorista».

«Queremos que esta orden ejecutiva sea derogada», afirmó Ben Cardin, senador demócrata. «Este no es el Estados Unidos que amamos, vamos a levantar la voz y a hacer todo lo necesario para que esto no ocurra ante nuestros ojos», sostuvo.

Afortunadamente, la orden ejecutiva de Trump ya se topó con negativas de aplicación política y también con problemas judiciales. Sin embargo, Trump actuó justamente como se esperaba:  ya quitó de su cargo a la secretaria de Justicia, Sally Yates, quien había afirmado que no defendería la medida de Trump. Un comunicado de la Casa Blanca afirmó que Yates «ha traicionado al Departamento de Justicia al negarse a la aplicación de un decreto jurídico diseñado para proteger a los ciudadanos de Estados Unidos».

Información en base a agencias

Redacción de La Vanguardia

Redacción de La Vanguardia

La Vanguardia Digital. Noticias y debates desde la izquierda democrática

Sin Comentarios

No se permiten comentarios