Funcionario macrista y ex-carapintada afirmó que la dictadura «no fue un plan genocida»

El titular de la aduana afirmó que la dictadura «no tuvo un plan genocida» y sostuvo con desparpajo: «No es lo mismo 8 mil verdades que 22 mil mentiras».

bjrqy33tel_930x525

El titular de la Aduana, Juan José Gómez Centurión, afirmó en un programa de televisión que la última dictadura militar no tuvo un «plan sistemático» de exterminio. Además aseguró que no hubo «un plan para hacer desaparecer personas» y que los «desaparecidos son 8.000» y no «30.000».  Gómez Centurión, militar profesional que peleó en la Guerra de Malvinas, no se caracteriza por ser precisamente un demócrata: en los años ochenta participó, junto a otros militares antidemocráticos, del movimiento de los «carapintadas».

Según el actual funcionario del gobierno de Mauricio Macri, «La Perla o la Esma fueron lugares descentralizados donde se generó un modelo caótico de conducción de la guerra». En tal sentido, afirmó que no hubo genocidio sino una guerra entre dos ejércitos y retomó la teoría de los dos demonios. Además, negó los números oficiales sobre los desaparecidos y afirmó con desparpajo: «No es lo mismo 8mil verdades que 22 mil mentiras».

Diversos militantes y organismos de derechos humanos salieron a responder duramente las declaraciones de Gómez Centurión. Adolfo Pérez Esquivel afirmó que «Gómez Centurión es cómplice de la dictadura» y sostuvo que el gobierno macrista «quiere demoler la defensa de los Derechos Humanos y demoler la memoria».  Según el Premio Nobel de la Paz «Macri tiene una mentalidad retrógrada. Dijo que los derechos humanos son un curro, yo soy un sobreviviente, tenemos que trabajar la memoria para que no ocurra nunca más».

Por su parte, Nora Cortiñas, titular de Madres de Plaza de Mayo Línea Fundadora, sostuvo que lo de Gómez Centurión es una provocación y que debe renunciar a su cargo. Taty Almeida, de Madres de Plaza de Mayo, dijo que las declaraciones del titular de la Aduana le «faltan el respeto a la historia y a la memoria». «No aceptan el genocidio que hubo en la Argentina. Ofende pero no hay que extrañarse. No les importa lo que ocurrió en la Argentina con el genocidio, hay un reconocimiento internacional. Que a esta altura sigan faltando el respeto, es lamentable» – afirmó.

 

El pedido de renuncia a Gómez Centurión se ha extendido a buena parte del arco político opositor, principalmente el progresista y de izquierda. Todos coinciden en que las declaraciones del funcionario macrista horadan el sentido de la historia y las políticas de convivencia democrática. La tergiversación y la falta de respeto del titular de la Aduana fueron evidentes. El 24 de Marzo de este año, los ciudadanos argentinos, tendrán otro motivo para exigir Memoria, Verdad, y Justicia.

Redacción de La Vanguardia

Redacción de La Vanguardia

La Vanguardia Digital. Noticias y debates desde la izquierda democrática

Sin Comentarios

No se permiten comentarios