Las mujeres se movilizan contra la misoginia y el racismo de Donald Trump

500.000 mujeres marchan por las calles de Washington D.C . Las protestas se replican en distintas ciudades del país y del mundo.

1485012887_774839_1485012912_album_normal

Una imponente movilización de mujeres avanza en Washington D.C. Más de 500.000 personas se dieron cita en la ciudad, solo un día después de que Donald Trump asumiera como presidente de Estados Unidos. La marcha, que comenzó a través del Facebook de una mujer indignada con Trump, congregó a distintas organizaciones para defender los derechos sociales y políticos frente al discurso agresivo de Donald Trump.

La cantidad de ciudadanas y ciudadanos participando en la movilización ha sido tal, que la ciudad ha colapsado por completo. Entre las principales asistentes se destacan Gloria Steinem, una de las figuras centrales del feminismo norteamericano, así como las actrices Scarlett Johansson y America Ferrera. El cineasta Michael Moore también ha participado del acto.

Con pañuelos de lana rosa cubriendo sus cabezas, los asistentes han dicho “No” a las posiciones de Trump con respecto al colectivo femenino. El “pussy hat” es un gorro con orejas de gato y opera como una crítica ingeniosa: “pussycat” significa gatito, y “pussy” es vagina. La critica se dirige justamente a las declaraciones de Trump según las cuales “cuando sos una estrella, las mujeres te dejan hacer cualquier cosa. Podés agarrarlas por la vagina”.

Con pañuelos de lana rosa cubriendo sus cabezas, los asistentes han dicho “No” a las posiciones de Trump con respecto al colectivo femenino.

Hillary Clinton, la candidata demócrata que perdió las elecciones con Trump, expresó su apoyo a las mujeres a través de la red social Twitter afirmando que la marcha demuestra la importancia de «ponerse de pie y defender nuestros valores». Asimismo, el senador socialista Bernie Sanders, ha twitteado: No vamos a lograr nuestros objetivos si tratamos la democracia como si fuera un deporte de espectadores mientras otros la practican. No lo harán. El futuro está en nuestras manos».

La movilización es acompañada por miles de ciudadanos de distintos colectivos. La comunidad de Lesbianas, Gays, Bisexuales y Transexuales (LGBT) participa activamente de la misma. Además, se han sumado grupos de inmigrantes, colectivos musulmanes y organizaciones civiles judías. Todos para prevenir el discurso de odio y el racismo extremo del nuevo presidente de Estados Unidos.

Información en base a agencias

Redacción de La Vanguardia

Redacción de La Vanguardia

La Vanguardia Digital. Noticias y debates desde la izquierda democrática

Sin Comentarios

No se permiten comentarios