El ministro Aranguren confirmó que habrá más aumentos en luz y gas pero no dio los montos

Los incrementos que ratificó el titular de Energía son para la luz, en febrero, y para el gas en abril.

aranguren

El ministro de Energía de Macri, y ex CEO de Shell, Juan José Aranguren, dijo que las tarifas de energía eléctrica y de gas tendrán nuevos aumentos a partir del 1º de febrero y el 1º de abril, respectivamente. Pero el funcionario evitó referirse a los porcentajes de incrementos que recibirán los usuarios.

Reiteró que en el caso de los combustibles dependerá de “los costos que tengan las industrias”, aunque estimó que “los precios internacionales no deberían moverse en los próximos meses” y resaltó que “el sector tiene previsibilidad”.

“En el caso de la electricidad, como lo dice la Ley de Energía eléctrica, ocurre desde el 1 de febrero. Estamos coordinando la información que el ENRE prepara respecto de la tarifa de transporte y distribución, conforme a lo que se informó en las audiencias públicas, y también, el correspondiente a la generación, que nosotros informamos a la audiencia pública. Esto se va a conocer dentro de 10 días aproximadamente“, señaló en una entrevista con TN.

Aranguren también dijo que en diciembre hubo 40 por ciento menos de cortes de luz y la duración disminuyó en un 35 por ciento comparado con igual mes de 2015. Eso ocurrió porque “se preparó mejor el sistema; porque hubo un acuerdo con los sindicatos para atender más rápido las emergencias cuando ha habido un corte” y también porque hubo “una conducta de la gente que ha reducido su consumo, ya sea por el impacto de las tarifas más altas y por la comunicación pública”.

Con respecto al gas, el incremento será a partir del 1 de abril, y si bien Aranguren sostuvo que “los porcentajes son los que se ha informado en las audiencias públicas”, dijo que prefiere “mantener la información para que sea precisa” hasta “coordinar” las distintas variables.

«Los precios internacionales no se deberían mover en los próximos meses. Es lo que dice el mercado. Cuando comparamos los combustibles con los de afuera, usamos las monedas de referencia. Como en nuestro país es el dólar, están más caros acá. Pero cuando uno compara los combustibles, también tiene que comparar la carga impositiva vigente, que en nuestro país es alta», completó.

EL CURIOSO SENTIDO DEL HUMOR DEL MINISTRO

En noviembre, el ministro había negado nuevos aumentos «por el resto del año», cuando los rumores indicaban que el Gobierno impulsaba un acuerdo para que los combustibles se incrementaran en un 8 por ciento.

No se sabe si es por un curioso sentido del humor del ex CEO de Shell, pero en efecto no hubo aumentos «en el resto del año», es decir en los treinta y pico días que quedaban en ese momento. El incremento se anunció poco después, apenas iniciado el 2017, con el agregado de que también se anunciaba que en abril las naftas sufrirán un nuevo incremento (ver: Aumentan las naftas un 8 por ciento y en abril se espera otra suba).

Por supuesto, los ajustes que el Gobierno realiza no tienen correlato con las recomposiciones salariales, de jubilaciones y otros ingresos fijos, con la consiguiente pérdida de poder adquisitivo que eso conlleva para la mayoría de las capas medias y bajas de la sociedad argentina.

 

 

Redacción de La Vanguardia

Redacción de La Vanguardia

La Vanguardia Digital. Noticias y debates desde la izquierda democrática

Sin Comentarios

No se permiten comentarios