Entre Ríos: una de las más importantes constructoras despidió a 100 trabajadores

El titular de la empresa culpó al Gobierno nacional por el atraso en los envíos de las partidas.

construccion

La empresa constructora Traza S.A. de Concepción del Uruguay (Entre Ríos), una de las empresas del grupo Pietroboni –cuyo propietario Víctor Pietroboni falleció en Buenos Aires en junio del año pasado–, anunció a través de medios locales que «se vio obligada» a despedir a 100 trabajadores de la construcción.

Mauro Pietroboni, actual titular de la empresa, explicó que tomaron la decisión por el atraso en el envío de fondos nacionales destinados a la construcción de viviendas, desde octubre del año que concluyó. Según dijo, al no tener respuestas por parte del Gobierno que encabeza Mauricio Macri, la empresa no podía afrontar los salarios de sus empleados y resolvió cortar el hilo por lo más delgado, enviando la brutal noticia este lunes 16 de enero, día en que llegó el telegrama de despido a 100 trabajadores.

Se trata de una de las constructoras más importantes de la región, y desde hace décadas una de las grandes beneficiarias de la obra pública en Entre Ríos. La constructora Traza es una sociedad integrada por CIMPRO S.A. y por Lemiro Pietroboni S.A., ambas son parte del grupo Pietroboni, que según el fallecido propietario, tenía en junio más de 500 empleados.

Para desgracia de los trabajadores argentinos de diferentes lugares del país, el acuerdo de noviembre entre el gobierno de Macri, empresarios y sindicatos para que no hubiera despidos durante la temporada veraniega sigue mostrando su inutilidad.

traza-obras

El extinto empresario se hizo célebre en el país poco tiempo antes de su deceso, al afirmar en una entrevista que Lázaro Báez era un “delincuente”, que el kirchnerismo había estructurado un sistema de corrupción e incluso que a él lo presionaban para que no se presentara a licitaciones que ya estaban arregladas para las empresas de Báez.

El empresario también había reconocido que en la Argentina la coima en la obra pública es del 15%, a lo que consideró excesivo y comparó con otros países donde esas comisiones (cuya existencia no cuestionaba: dijo que son “una condición del mercado”) rondan el 3%.

Para desgracia de los trabajadores argentinos de diferentes lugares del país, el acuerdo de noviembre entre el gobierno de Macri, empresarios y sindicatos para que no hubiera despidos durante la temporada veraniega sigue mostrando su inutilidad.

 

En base a El Miércoles Digital

Foto: página web de Traza S.A.

 

Redacción de La Vanguardia

Redacción de La Vanguardia

La Vanguardia Digital. Noticias y debates desde la izquierda democrática

Sin Comentarios

No se permiten comentarios