Con un comunicado oficial, la Barrick Gold admitió un nuevo derrame en el yacimiento Lama

Lo atribuyó al deshielo y aseguró que “no tiene consecuencias para el ambiente o la salud de los trabajadores”.

barrick-gold

La empresa minera Barrick Gold informó el viernes 13 de enero que se produjo un incidente en el yacimiento Lama y lo atribuyó al deshielo de uno de los inviernos más intensos de las últimas décadas en esa zona de la cordillera.

“El evento se originó por la crecida del río Turbio, cuyo caudal y arrastre de sedimentos alcanzó la capacidad máxima de las piletas de sedimentación, por lo que el agua fue conducida a través de un canal de contingencia construido para este propósito hacia el dique impermeabilizado, antes de su descarga en el río Las Taguas”, informó la empresa minera sobre el “incidente”, que tuvo lugar el pasado jueves.

Según continúa el texto difundido por la empresa, “la mayor parte del agua que drena naturalmente del túnel en Lama sigue siendo tratada en la planta construida a tales efectos. Sin embargo una parte excedente no está ingresando al sistema para no sobrepasar la capacidad de tratamiento”.

La empresa insistió en su argumento de que el “evento” no tiene “consecuencias para el medioambiente o la salud de los trabajadores”, al igual que lo hizo con los derrames ocurridos en septiembre de 2016 y 2015 en la cercana mina Veladero, que también descarga sobre el río Las Taguas. En aquel entonces, informes de organismos de la ONU, la Policía Federal y la Universidad de Cuyo probaron que la contaminación sí se había producido.

El derrame correspondería a agua ácida que proviene de un túnel que Barrick construyó debajo de una zona periglacial que estaba destinado a transportar roca, pero éste comenzó a drenar el liquido que contaminó las vegas y los cauces de ríos y arroyos.

El proyecto Pascua Lama iba a ser la mina más grande de Argentina, el terreno explotado abarca una parte en Chile (Pascua) y otra en San Juan (Lama). La empresa canadiense originalmente iba a construir una cinta transportadora de cuatro kilómetros que iba de un punto a otro con roca para ser triturada y procesada, pero decidió hacer algo que resultó sellar la suerte del proyecto, la mina está asentada sobre un área periglacial, muy sensible y protegida por la Ley de Glaciares.

Obedeciendo a un mandato que caracteriza a la empresa, decidió penetrar este terreno haciendo un túnel por donde iban a desplazarse los enormes camiones mineros, de esta forma su actividad quedaba oculta. Cuando finalizó este túnel comenzó a drenar agua del interior de la roca: se trató de agua ácida. Allí comenzó a contaminar, y dejó el túnel en desuso. El Gobierno de San Juan, en su única aparición, exigió que construyeran piletas para tratar el agua y así poder derivarla al medio ambiente. La calidad de este trabajo siempre quedó en duda.

Barrick ahora comunica que cerrará el túnel pero que demandará al menos cuatro meses, es decir que por ahora continuará contaminando.

La propia empresa contrató a la consultora Knight Piésold para que hiciera un estudio del impacto ambiental que estaba causando la presencia de ese túnel que no dejaba de drenar agua ácida. Los resultados los dio a conocer Infobae: “Los análisis de vegetación en las vegas localizadas en el río de Las Taguas evidencian una intoxicación con metales en las vegas, estos metales son cobre, hierro, manganeso, molibdeno y zinc. La vegetación tiene concentraciones tóxicas muy elevadas, que generan efectos fisiológicos letales en las plantas. El impacto ambiental es de intensidad alta”.

El hidrogeólogo estadounidense Robert Moran, quien visitó la Mina Veladero, y estuvo con el pueblo de Jáchal reconociendo que el derrame de agua cianurada dejó además la presencia de metales pesados en el Río Jáchal, afirma que las aguas ácidas se produjeron por la falta de previsión de Barrick al construir ese túnel. Barrick ahora comunica que cerrará el túnel pero que demandará al menos cuatro meses, es decir que continuará contaminando.

Por otra parte, Greenpeace y la Asociación Argentina de Abogados Ambientalistas reclamaron a Barrick Gold el “cierre definitivo de las operaciones en la zona Lama / Veladero”, al tiempo que apuntaron al gobierno nacional como la autoridad que debe intervenir.

Desde el gobierno nacional, el polémico ministro de Ambiente y Desarrollo Sustentable Sergio Bergman, dispuso el envío inmediato a San Juan de una comisión para inspeccionar la zona.

Este nuevo episodio confirma lo que vienen reclamando hace años ambientalistas y pobladores de la zona, la inestabilidad de la mina y lo inviable del proyecto.

 

En base a Infobae, sitio oficial de Barrick Gold y El Federal

Foto: Diario4V

 

Mario Rovina

Mario Rovina

Guardaparque egresado de la Universidad Nacional de Misiones. Fotografo de aves y especialista en ambiente. Integra la Cooperativa de Comunicadores El Miércoles.

Sin Comentarios

No se permiten comentarios