Una multitud marchó en El Bolsón contra la entrega de tierras al multimillonario Joe Lewis

Más de 10 mil personas se movilizaron pacíficamente en El Bolsón, exigiendo anular el desarrollo inmobiliario del amigo del Presidente. El reclamo es para defender el agua y la tierra.

bolson

 

El sábado 7 de enero, a las 18, la mitad de los ciudadanos de El Bolsón volvieron a marchar en la manifestación más masiva de la historia del pueblo. Más de 10 mil vecinos se movilizaron por el centro de esa ciudad para rechazar el loteo de 850 hectáreas de una reserva natural que la Municipalidad le entregó a una empresa vinculada a Joe Lewis, un magnate británico y amigo declarado del presidente Mauricio Macri, donde se prevé construir una villa turística. La decisión, según denuncian, va a contramano de una orden judicial vigente, así como también de la legislación medioambiental que protege a esas zonas.

Bajo la consigna “No al loteo de la reserva natural”, los manifestantes partieron en una caravana que rodeó la ciudad desde la plaza Pagano, donde miembros de la Asamblea en Defensa del Agua y la Tierra recolectaron firmas de apoyo para el recurso de amparo que se presentará este lunes.

La marcha llegó a tener más de diez cuadras de extensión con participantes de una amplia diversidad desde pobladores rurales, artesanos, ambientalistas, comunidades mapuches y organizaciones de toda la región. La principal consigna fue el agua porque en la zona donde se pretende lotear cruza el arroyo Pedregoso y según los ambientalistas podría verse afectada la cuenca del río Azul. “Se tiene que frenar el loteo y que vuelvan esas tierras a ser fiscales”, insistió Rodrigo, uno de los manifestantes.

“Se tiene que frenar el loteo y que vuelvan esas tierras a ser fiscales”, insistió Rodrigo, otro de los manifestantes.

En noviembre de 2016 las autoridades municipales comienzan una carrera contra reloj para aprobar una nueva versión de este proyecto. En la audiencia pública del 2 de diciembre pasado, la abrumadora mayoría de los vecinos participantes explicaron su rechazo a este negociado porque consideran que traerá daños irreparables al ambiente y su sociedad.

Los asambleístas exigen al intendente Bruno Pogliano que dé marcha atrás con esa medida que pretende urbanizar un territorio protegido y, además, deja en manos de una empresa privada, Laderas S.A., una reserva de agua de la que dependen productores locales.

En diciembre pasado, Pogliano, quien durante su campaña a intendente se había comprometido a no permitir el loteo, llamó a la audiencia pública frenada por la Justicia pero luego emitió una resolución que permitía el loteo, con el aval del Concejo Deliberante local. Legisladores nacionales y provinciales rechazaron la medida y pidieron que se revea. Hasta ahora, no hubo señales del jefe comunal en ese sentido.

A la marcha no solo asistieron vecinos del centro de El Bolsón. También fueron paisanos, productores del interior del pueblo, turistas y vecinos de Villa la Angostura, Bariloche y otras ciudades de la Comarca Andina.

La columna avanzó con cánticos, bailes y tambores y tuvo una parada obligada frente al estudio contable del intendente Bruno Pogliano que permanecía con la custodia de cinco policías. “Fue glorioso”, sintetizó Jorge Ronco, miembro de la asamblea. “Fue algo desmesurado, hubo más de 12 cuadras llenas de gente”, dimensionó. La movilización superó las expectativas de los organizadores, que en diciembre pasado habían recibido el apoyo de 5 mil vecinos, en lo que hasta entonces había sido la cuarta marcha en repudio al loteo en la reserva natural Pampa del Ludden.

En el acampe que se mantiene desde principios de diciembre concluyeron: “Llamamos desde aquí a estar alertas porque esto es preocupante en todos los ámbitos de la vida. Pareciera que nos están diezmando, al no tener una posición más soberana se están aprovechando y nos están diezmando. Sólo los que tienen dinero se van a poder salvar, porque el resto de las personas están siendo descartadas de las zonas rurales. Eso es preocupante y frente a eso se está confluyendo en este lugar”.

La movilización superó las expectativas de los organizadores.

EL CONFLICTO EN RESUMEN

La polémica se desató en noviembre cuando el intendente anunció un acuerdo con la firma Laderas S.A por el cual se modificaba la iniciativa original (que data de la intendencia del radical Oscar Romera) de 1.082 lotes a 312 lotes en 300 hectáreas en la zona de la Pampa de Ludden. En diciembre se realizó una audiencia pública y posteriormente se aprobó en el Concejo Deliberante.

A partir de la sanción de la ordenanza que autorizó el loteo, organizaciones sociales encabezadas por la Asamblea del Agua y la Tierra de Mallín Ahogado, iniciaron un acampe en la plazoleta San Martín.

La asamblea señala que el municipio está impedido de avanzar en el loteo por una orden de no innovar de la Justicia provincial y que el nuevo acuerdo no fue homologado por la Justicia. Sin embargo, el intendente aseguró a “Río Negro” que esa medida “responde al proyecto anterior que se modificó. No tenemos ninguna orden judicial que diga que no al loteo y hemos consultado a la Justicia por ese punto”.

En base a diario Rio Negro, Noticias Farco y Pàgina/12

 

Redacción de La Vanguardia

Redacción de La Vanguardia

La Vanguardia Digital. Noticias y debates desde la izquierda democrática

Sin Comentarios

No se permiten comentarios