Falleció el sociólogo Zygmunt Bauman

A los 91 años murió uno de los más populares analistas sociales

693

Hoy el mundo se enteró de la muerte de uno de sus más agudos pensadores y analistas de los últimos tiempos: Zygmunt Bauman. De origen polaco, Bauman vivió una infancia humilde y sufrió la persecución antisemita de nazis y soviéticos, a pesar -en este último caso- de su militancia comunista. Se formó en sociología y filosofía en la Universidad de Varsovia, donde fue profesor hasta su expulsión en 1968. Luego, tras un periplo por diferentes países, se instaló en forma definitiva en Inglaterra, más precisamente en la Universidad de Leeds, donde dictó clases desde 1971 y fue nombrado profesor emérito en 1990.

Desde sus inicios Bauman fue un investigador polifacético, interesado por múltiples aspectos de la realidad social, su ordenamiento, sus conflictos y sus contradicciones. Paradójicamente su gran notoriedad llegó tras su retiro de las aulas universitarias. Fue así que, a partir de la década del 90, Bauman se convirtió en un autor prolífico y popular, trascendiendo largamente los límites de los cenáculos universitarios. Su obra, mayoritariamente ensayística y de divulgación, superó los 50 títulos (más de 30 traducidos al español) y llegó a millones de lectores en todo el mundo.

Zygmunt Bauman fue un perspicaz analista de los rasgos distintivos de las sociedades contemporáneas a las que caracterizó, en sus dinámicas y relaciones, con el concepto que lo haría más popular: “líquidas”. En su trabajo estudió y reflexionó acerca del consumo y el consumismo, las relaciones interpersonales, las desigualdades, los intelectuales, entre muchas otras cuestiones. Su visión combinaba un instintivo pesimismo con respecto a la deriva cultural de esa sociedad con un desbordante humanismo. Era escéptico con respecto a las redes sociales y las promesas del progreso, y duramente crítico con los procesos de desintegración de los vínculos sociales que propicia el sistema capitalista.

Leído y admirado por muchos, como un faro del pensamiento progresista y humanista, también fue cuestionado por lo prolífico de su obra, las debilidades teóricas de su marco interpretativo y por su estilo ensayístico y liviano. No obstante ello, sin dudas Zygmunt Bauman fue uno de los autores más influyentes de las últimas décadas del siglo XX y, a pesar de su avanzada edad, siempre demostró una gran capacidad para analizar los procesos de frenética transformación de las sociedades capitalistas contemporáneas.

Algunas de sus obras más reconocidas fueron Modernidad líquida (FCE, 1999), Amor líquido: Acerca de la fragilidad de los vínculos humanos (FCE, 2005), Trabajo, consumismo y nuevos pobres (Gedisa, 2000), entre otras.  Su análisis de los problemas de las sociedades actuales, junto a su incansable prédica en pos de la recomposición de las relaciones humanas en tiempos de la virtualidad, gozan una enorme vigencia. Demostrando todavía una gran lucidez, advertía sobre esto en una entrevista con el diario El País en 2013: “Todo es más fácil en la vida virtual, pero hemos perdido el arte de las relaciones sociales y la amistad”. Esa era su causa, modesta e inconmensurable.

 

 

 

Fernando Manuel Suárez

Fernando Manuel Suárez

Profesor en Historia (UNMdP). Coautor de "Socialismo y Democracia" (EUDEM, 2015). Es editor de La Vanguardia Digital.

Sin Comentarios

No se permiten comentarios

 

La Vanguardia. Noticias y debates desde la izquierda democrática

Seguinos en

Si querés colaborar con La Vanguardia escribinos a [email protected]
Un comité editorial evaluará tu texto.