Los “apocalípticos” incendios arrasaron casi un millón de hectáreas en tres provincias

Mientras el litoral sufre por las tormentas e inundaciones, más al sur del país, en La Pampa, Río Negro y Buenos Aires, incendios dejaron miles de hectáreas quemadas y varios focos que aún continuaban activos.

 

nasaEl foco que dio origen al incendio se registró en los últimos días del pasado año en unos pastizales en la provincia de La Pampa, según se informó, en las cercanías del límite con el partido de Villarino. El fuego y la situación se fueron agravando a lo largo de los días por las altas temperaturas y los fuertes vientos.

Pese al esfuerzo de los brigadistas pampeanos, bomberos voluntarios, brigadistas del Plan de Manejo del Fuego y gendarmes que se sumaron al combate de las llamas, los incendios se siguieron propagando y solo en La Pampa destruyeron más 400 mil hectáreas de campo.

Esfuerzo que se vio reflejado en la foto de una bombera extenuada por el combate, que se volvió viral y recorrió el mundo. Se trata de una joven llamada Luciana Rizzo, bombera de la localidad de Pedro Luro, ubicada al sudoeste de la provincia de Buenos Aires, quien en el grupo Bomberos de todo el mundo contó: “Después de haber trabajado 20 horas, se nos quedó fuera de servicio el móvil, caí agotada del cansancio y me dormí en el piso”.

 

received_1437227839621792La magnitud del incendio, que también afecta a las provincias de Rio Negro y Buenos Aires, se vio reflejado a nivel internacional por unas fotos de los incendios tomadas desde el espacio que decidió difundir la NASA.

En una de las  imágenes que fue capturada el 29 de diciembre por el satélite Landsat 8, se puede ver una enorme nube de humo en uno de los campos afectados al sur del Río Colorado. En otra foto se puede ver el humo desde una perspectiva más lejana.

La superficie quemada equivale a 41 veces la superficie de la ciudad de Buenos Aires, y ha matado a una cantidad aún no determinada de animales y quemado campos de pastura. Los productores de esa región, calificaron la situación como “desesperante”.

Las autoridades nacionales arribaron recién a la zona varios días después de comenzado el incendio, y tras días sin aparecer públicamente, el ministro de Ambiente y Desarrollo Sustentable, Sergio Bergman, tuvo una particular explicación sobre el tema: “Lo que parece una especie de profecía apocalíptica, los argentinos y el mundo empezamos a ver que acá tenemos incendios, en Santa Fe tenemos inundaciones, y esto se llama adaptación, que es cómo nos vamos a organizar para minimizar riesgos ante lo que le hicimos al planeta y que nos devuelve multiplicado con estas catástrofes”, señaló el funcionario. Meses atrás en otras desafortunadas declaraciones, Bergman había señalado que había que rezar para evitar los incendios forestales.

Ya meses atrás en otras desafortunadas declaraciones, el ministro Bergman había señalado que había que rezar para evitar los incendios forestales.

Además de la mortandad de cientos de animales, la perdida de infraestructura en los campos y de las miles de hectáreas quemadas, se le tiene que sumar la perdida de cientos de hectáreas de pastizales y montes nativos con toda su fauna asociada, que tardara muchos años en volver a recuperarse.

El incendio aún continúa activo, superó el límite interprovincial y este miércoles pasado alcanzó un sector próximo a la localidad bonaerense de Algarrobo. El humo provocó también problemas sobre la ruta nacional 22 donde varios camiones y vehículos debieron ser asistidos.

El clima cambiante, la mala fortuna, pero también la falta de recursos y la desidia de algunos funcionarios conformaron un cóctel letal para los campos y montes en La Pampa, Río Negro y Buenos Aires, que todavía continúan ardiendo.

 

En base a Rosario 3, Rio Negro, Tiempo Argentino, Infobae y Bomberos de todo el mundo

Mario Rovina

Mario Rovina

Guardaparque egresado de la Universidad Nacional de Misiones. Fotografo de aves y especialista en ambiente. Integra la Cooperativa de Comunicadores El Miércoles.

Sin Comentarios

No se permiten comentarios