Descubren una nueva ave en la Argentina, pero está en peligro de extinción

El capuchino iberá es la última especie de ave descubierta para la ciencia en la Argentina. Sin embargo ya fue catalogada como “en peligro de extinción” a nivel internacional.

capuchino-ibera

Se trata del Capuchino Iberá (Sporophila iberaensis) un pequeño pájaro semillero que habita en pastizales húmedos, como los de los Esteros del Iberá, donde se encuentra la única población reproductiva conocida hasta el momento.

Esta nueva especie fue descubierta en una región de Corrientes que había sido muy poco explorada hasta hace algunos años cuando los investigadores de CONICET Adrián Di Giacomo y Cecilia Kopuchian comenzaron a estudiar su avifauna. Ambos son investigadores del CONICET en el Laboratorio de Biología de la Conservación del Centro de Ecología Aplicada del Litoral (CECOAL, CONICET – UNNE).

En marzo de este año publicaron este hallazgo en la revista Nuestras Aves de la asociación Aves Argentinas y se encuentra en proceso de publicación el estudio detallado de su ecología, así como se encuentran encaminados los primeros estudios genómicos para estudiar otros aspectos poblacionales y evolutivos de esta nueva especie. De esta forma el capuchino iberá se transformó en la especie más nueva de la avifauna local y es hoy en día una de las más buscadas por los miles de observadores de aves de todo el mundo que se acercan al Iberá.

Hasta hace algunos años, esta especie, que tiene apenas 8 gramos de peso y que habita el Nordeste de Argentina y otros territorios de Paraguay, Brasil y Bolivia; había sido poco estudiada por los científicos. En exploraciones que se realizaron en el norte de los Esteros del Iberá, los investigadores identificaron que las características del plumaje y el comportamiento son distintos a los de otros ejemplares del grupo conocido como capuchinos o corbatitas, por lo que luego de realizar estudios y experimentos de campo la designaron con otro nombre.

“Al nombrar iberaensis a esta especie, deseamos dirigir la atención para garantizar la conservación de los Esteros del Iberá como un reservorio único de la riqueza cultural y la diversidad natural de nuestro país”, destacaron los investigadores en la publicación en la que describen por primera vez al Capuchino Iberá.

DIRECTO A LA LISTA ROJA

Mientras los científicos trabajan en estudios más detallados acerca de la especie, la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN) y Birdlife International la incluyó en la Lista Roja que publican cada año y que reúne a las especies que se consideran más amenazadas en todo el mundo.

La creación del flamante Parque Nacional Iberá en el norte correntino podría ser la mejor herramienta para conservar el hábitat que el capuchino necesita para su reproducción en cada primavera.

“El problema con estas aves es que son migratorias y se alimentan exclusivamente de semillas de las gramíneas nativas de los humedales que es un tipo de ecosistema que está muy amenazado en la región por avance de la agricultura, las forestaciones y la ganadería intensiva. Por eso, es muy importante que se mantengan o se intensifiquen las medidas de conservación de los humedales tanto en el Iberá como en otras regiones para que las aves migratorias puedan cumplir todo su ciclo anual de reproducción y migración. La reciente creación del Parque Nacional Iberá y la Ley de Humedales representan buenas noticias para la conservación de estas especies”, señaló el investigador adjunto del CONICET, Adrián Di Giacomo, quien desde hace tres años se instaló en Corrientes para trabajar en diversos proyectos que hacen al estudio y a la conservación de aves de la región.

La Lista Roja de Ia UICN detalla cuáles son las especies que están en mayor peligro a nivel mundial y necesitan ser conservadas de manera prioritaria, por lo que es una poderosa herramienta para persuadir a gobiernos acerca de la importancia de adoptar medidas.
Este año, se contabilizaron 1460 especies amenazadas en todo el mundo, de las cuales 52 corresponden a Argentina. Entre las especies amenazadas también se cuentan el Cauquén Colorado y el Tordo Amarillo, que también son objeto de los estudios de los investigadores Di Giacomo y Kopuchian.

MEDIDAS DE CONSERVACIÓN

Pero el capuchino iberá y sus pastizales tienen una luz de esperanza. La creación del flamante Parque Nacional Iberá en el norte correntino podría ser la mejor herramienta para conservar el hábitat que el capuchino necesita para su reproducción en cada primavera. El portal Cambyretá, al norte de los esteros, es uno de los sitios preferidos por el capuchino y es el primer sitio donado por la fundación Conservation Land Trust (CLT) del recientemente fallecido Douglas Tompkins, para ser transformado en Parque Nacional. De esta forma, una gran cantidad de hectáreas fundamentales para el capuchino iberá y las demás especies que necesitan de este ambiente para sobrevivir, ya se encuentran protegidas de manera efectiva.

 

Fuentes:  Centro Científico Tecnológico CONICET Nordeste / www.nordeste-conicet.gob.ar
Aves Argentinas / www.avesargentinas.org.ar

Foto: Héctor Schreiber

Mario Rovina

Mario Rovina

Guardaparque egresado de la Universidad Nacional de Misiones. Fotografo de aves y especialista en ambiente. Integra la Cooperativa de Comunicadores El Miércoles.

Sin Comentarios

No se permiten comentarios