Ganancias: el Gobierno y la CGT cerca de acordar en el mínimo, que rondaría los 38.000 pesos

Hay coincidencia en que no paguen quienes ganen hasta alrededor de 38.000 pesos, pero no se acordó por los pagos extras. El lunes para el transporte.

daer-triaca

El Gobierno y la CGT acercaron posturas en relación con el piso del mínimo para el Impuesto a las Ganancias –que estaría entre 37.000 y $38.000 pesos– pero por ahora  no hay acuerdo en relación con la exclusión de pagos extras. Mientras tanto, se anuncia un paro del transporte para este lunes.

La reunión entre representantes del Ejecutivo y de la CGT se realizó en la sede del gremio de la Sanidad, con la intención de avanzar en un acuerdo sobre Ganancias, y aunque no hubo un acuerdo total –sigue haciendo diferencias en torno a varios ítems, como el mínimo no imponible y la exención de las horas extras del impuesto– ambas partes lograron acercar posiciones. Pero mientras tanto los gremios del transporte anunciaron asambleas para este lunes, desde las 4 hasta las 12 del mediodía, que paralizarán los servicios de colectivos, ferroviarios, aéreos y fluviales del país. Las asambleas, explicaron, serán para debatir los pasos a seguir para que se reduzca el impacto del Impuesto a las Ganancias en los trabajadores.

Del encuentro participaron el ministro de Trabajo, Jorge Triaca, el vicejefe de Gabinete, Mario Quintana, y por la central obrera Carlos Acuña y Héctor Daer. Pese al anuncio de los gremios del transporte, las negociaciones podrían seguir el fin de semana. El número que se maneja para fijar el mínimo no imponible oscila en los 38.000 pesos.

Hay que recordar que el proyecto original del Gobierno lo fijaba en 25.000 pesos y el dictamen acordado en Diputados lo establecía en 44.000. En la reunión Quintana y Triaca propusieron 34.000 o 35.000, y los sindicalistas insistieron con 38.000 a 40.000.

“Esto no es una irresponsabilidad nuestra, sino de los gobiernos y de toda la clase política por haber demorado el tratamiento de este tema”.

No asistió el tercer miembro del triunvirato de la CGT y titular de la Confederación del Transporte (CATT), Juan Carlos Schmid , que hizo el anuncio de las asambleas. Esto fue visto por el Gobierno como un “un mensaje interno a su tropa” y una demostración de fuerza que, no obstante, no afectaría al diálogo.

“El Congreso se tiene que poner los pantalones largos y los gobernadores dejarse de especular, y entender que los problemas de la fiscalidad en la Argentina no se resuelven con los trabajadores”, enfatizó Schmid. Juan Pablo Brey, secretario de Prensa de la CATT y titular del sindicato de Aeronavegantes, aclaró que “no están conformes” con el encuentro mantenido con el Gobierno, y pidió a todo el arco político que “cumplan las promesas” de campaña de eliminar el impuesto a las Ganancias.

“Esto no es una irresponsabilidad nuestra, sino de los gobiernos y de toda la clase política por haber demorado el tratamiento de este tema”, planteó Brey, quien cuestionó los “intereses políticos” que hay entre la oposición y el oficialismo en torno al debate del impuesto. “Esto se debería haber hecho con tiempo”, afirmó sobre la discusión actual que se da en el Senado de la Nación.

Los equipos técnicos del Gobierno y de la CGT seguirán negociando durante todo el fin de semana para llegar a un acuerdo. Estarán en línea permanente con Quintana, Triaca y los líderes sindicales. El propósito de Macri es que lleguen a una propuesta base para presentar en la semana tanto a los bloques parlamentarios como a los gobernadores.

El máximo impacto fiscal que aceptaría Macri es 27.000 millones de pesos, que es lo fijado en el presupuesto 2017. El proyecto aprobado en Diputados, y frenado por el Senado, incluye impuestos que el macrismo no admite: restituye las retenciones a la minería y grava impuestos a la renta financiera, a los plazos fijos y a las propiedades improductivas.

Como lo resumió durante el debate parlamentario la socialista Alicia Ciciliani, “no queremos que una directora de escuela pague ganancias y un especulador financiero o uno que tiene renta minera no pague impuestos…”.  Pero Macri no quiere malas señales que “espanten” a los inversores y a quienes quieran entrar al blanqueo de capitales.

 

En base a Infobae, La Nación y Perfil

 

Redacción de La Vanguardia

Redacción de La Vanguardia

La Vanguardia Digital. Noticias y debates desde la izquierda democrática

Sin Comentarios

No se permiten comentarios