Robo y ataque contra la redacción de Revista Anfibia y Cosecha Roja

Los medios digitales Anfibia y Cosecha Roja fueron víctimas de un robo

15400308_983983688374113_360764934495768670_n

La Revista Anfibia, reconocida por sus impactantes crónicas y ensayos, y el incisivo portal de periodismo judicial Cosecha Roja, acaban de anunciar una noticia que conmociona el ámbito de prensa, y por supuesto, a todos sus lectores. La redacción en que funcionan ambos proyectos periodísticos, dirigidos por Cristian Alarcón, fue hallada en una situación desastrosa el día de hoy, cuando los periodistas de ambos sitios regresaban a sus labores detectaron que habían sido víctimas de robo y vandalismo en sus instalaciones. En un año con gran cantidad de cierres de empresas del medio, y donde muchos han sufrido la pérdida de su fuente laboral, esta noticia no es rayo en cielo sereno. Desde la Redacción de La Vanguardia nos solidarizamos ante lo sucedido con Revista Anfibia y Cosecha Roja y esperamos que la Justicia actúe rápidamente para esclarecer el preocupante incidente.

Según dieron a conocer, “Lo primero que se veía al entrar, desde el hall, eran papeles en el piso de la sala de redacción de Anfibia. Se dio aviso a la policía. A las 8 de la mañana llegó un cabo y quedó como consigna hasta que llegara la división “rastros” (policía científica) para tomar huellas. Pasadas las 9 llegaron de la división “robos y hurtos”. Después de que un integrante de Anfibia declarara en la comisaría, la causa pasó a la justicia federal por tratarse de una propiedad alquilada por una universidad nacional (la Universidad Nacional de San Martín)”.

15390963_983983678374114_8543481562343898259_n

Denunciaron además que “Cerca de las 13 horas pudimos recorrer la oficina mientras trabajaba policía científica. Muebles rotos, cajoneras abiertas, papeles desparramados por todos lados. Si buscaban plata, la encontraron: se llevaron un poco de dinero de caja chica. Si buscaban dañar el funcionamiento de uno o de dos medios de comunicación, también lo lograron: se llevaron una computadora con todo el archivo fotográfico, una notebook, un proyector, un grabador de voz de alta fidelidad. Todas herramientas fundamentales para el trabajo periodístico y de formación que se realizan en nuestras oficinas. Todavía estamos revisando y ordenando, quizás falten algunas cosas más”.

«Un robo a un medio de comunicación, en el que se llevan las herramientas más importantes de trabajo y descartan otras, que también tienen su valor, puede tener otras lecturas»

Lo más llamativo fue que este era “el único departamento del edificio en el que entraron. Un robo en un inmueble, en una oficina, es común o al menos ocurre con mayor o menor frecuencia en las ciudades. Pero un robo a un medio de comunicación, en el que se llevan las herramientas más importantes de trabajo y descartan otras, que también tienen su valor, puede tener otras lecturas. No somos nosotros quienes debemos descartarlas, sino la justicia: en este, el juzgado federal N° 10, a cargo de Julián Ercolini”.

Las autoridades y los trabajadores de la Universidad Nacional de San Martín ya se pusieron en contacto para ayudar en todo lo posible, y en las redes sociales crecen a cada minuto las expresiones de apoyo a los periodistas de Anfibia y Cosecha Roja, quienes anunciaron que no se dejaran amedrentar por el indignante ataque, y continuarán con su trabajo.

En base al comunicado difundido en el Facebook de Revista Anfibia

Redacción de La Vanguardia

Redacción de La Vanguardia

La Vanguardia Digital. Noticias y debates desde la izquierda democrática

Sin Comentarios

No se permiten comentarios