Frigerio, como Néstor: “Este es el plan de inversión más ambicioso de la historia argentina”

El ministro macrista anunció así la intención de incorporar a China en un gran plan de vivienda y recursos hídricos.

frigerio

 

En 2004 el entonces Presidente de la Nación anunció la llegada de inversiones chinas por 20 mil millones de dólares. Néstor Kirchner dejó trascender en aquel momento que se trataba de la inversión más grande de la historia, y que si salía bien “me tendrán que poner la foto arriba de la de San Martín”. El anuncio se hizo pero las inversiones jamás llegaron.

Ahora, el ministro del Interior, Obras Públicas y Vivienda, Rogelio Frigerio, cayó en una fórmula similar: explicando los nuevos planes de desarrollo de vivienda y recursos hídricos de Argentina, dijo que “es el plan de inversión más ambicioso de la historia de Argentina”, y señaló que se busca activamente la implicación de China “pues acá nos encontramos con empresas con experiencia, de calidad, y también bancos dispuestos a financiar”.

Frigerio mostró 19 proyectos de desarrollo inmobiliario y de irrigación, prevención de inundaciones y potabilización de agua, entre otros sectores, valorados en 33.000 millones de dólares.

En el sector de la vivienda, el plan nacional prevé construir 42.700 unidades de vivienda para familias de ingresos medios y bajos en tres años (unas 15.400 en Buenos Aires), para lo cual se invertirán 3.000 millones de dólares.

El impacto del plan, no obstante, es muy distante de las necesidades que muestran los datos oficiales sobre déficit habitacional. Según el subsecretario de Desarrollo Urbano y Vivienda de la Nación, Ivan Kerr, el déficit habitacional en la Argentina es del 25,4 por ciento, lo que implica que afecta a 3,5 millones de hogares, de los cuales 2 millones son problemas de calidad de vivienda existente y 1,5 millones son la cantidad de viviendas que se necesitan construir.

Frigerio mostró 19 proyectos de desarrollo inmobiliario, irrigación, prevención de inundaciones y potabilización de agua, por unos 33.000 millones de dólares.

Los proyectos, para los que el Gobierno aportará terrenos de propiedad federal, deben construirse con al menos un 50 por ciento de materiales y mano de obra locales.

En el campo de recursos hídricos, donde la meta es lograr que toda la población logre acceso a agua potable (actualmente se estima en siete millones a la población que carece de ella), se mostraron proyectos como el de aprovechamiento hidroenergético de El Tambolar, por valor de 1.100 millones de dólares.

El proyecto, que se ha retrasado más de una década, prevé la construcción de un cuarto dique en el río San Juan para la creación de un embalse que genere energía y facilite la irrigación y el control de inundaciones.

Otros proyectos para los que Frigerio confía en lograr financiación en tierras chinas son la Planta Fotovoltaica Cauchari, con una inversión prevista de 450 millones de dólares, el Parque Eólico Arauco, en La Rioja (357 millones de dólares) y la rehabilitación del Ferrocarril San Martín.

Algunas de estas inversiones podrían concretarse durante la prevista visita oficial del presidente argentino, Mauricio Macri, a China, prevista para mediados de mayo de 2017. El tiempo dirá si la frase de Frigerio se suma a la larga colección de frustraciones nacionales, como lo hizo la del ex Presidente a la cual remitió, probablemente sin que fuera su intención.

 

 

En base a Agencia EFE y Télam

Américo Schvartzman

Américo Schvartzman

Director de La Vanguardia. Licenciado en Filosofía. Periodista. Autor de "Deliberación o dependencia. Ambiente, licencia social y democracia deliberativa" (Prometeo 2013).

Sin Comentarios

No se permiten comentarios