La Cámara de Diputados aprobó la Emergencia Social

Con un solo voto en contra y cuatro abstenciones, se aprobó y ahora vuelve al Senado.

ollapopulares

Fue la otra gran votación de la Cámara de Diputados, y aunque las razones esgrimidas fueron diametralmente diferentes, todos los bloques parlamentarios –a excepción del reaccionario Alfredo Olmedio y del trotskismo– coincidieron en el respaldo a la norma que declara la Emergencia Social hasta el 31 de diciembre de 2019, crea el salario social complementario para los trabajadores de la economía informal, y dispone la creación del Consejo de la Economía Popular y el Registro Nacional de la Economía Popular (RENATREP).

Ahora el Senado, que en octubre había aprobado un proyecto diferente, deberá tratar la iniciativa, que fue consensuada entre representantes del Gobierno, más de 40 agrupaciones sociales de trabajadores informales y de casi todos los bloques de diputados, a excepción del FIT. La iniciativa faculta al jefe de Gabinete a reestructurar partidas presupuestarias hasta 30.000 millones de pesos para este fin hasta la fecha mencionada, en la que concluye el mandato del presidente Macri.

Nadie festejó demasiado porque la existencia de la norma es, como reconocieron diputados de diferentes extracciones, un reconocimiento de que en la Argentina –pese al discurso kirchnerista de la igualdad y la política de recuperación de derechos– «hay millones de compatriotas que están en la economía informal, que se la rebuscan como pueden para sacar su familia adelante».

La iniciativa es un avance porque «tímidamente empezamos a cambiar el enfoque y empezamos a hablar de salario social».

El unico legislador que votó en contra, el impresentable Alfredo Olmedo, criticó el proyecto diciendo que los titulares de los planes sociales «hacen cola para cobrar por no hacer nada» al tiempo que pidió a sus pares que «paren la mano, prueben trabajando porque ningún país se levanta fomentando la vagancia».

Con razones diferentes, Néstor Pitrola, del Frente de Izquierda, rechazó el proyecto acordado con movimientos sociales y aseveró que el pacto convalida «una red de precarización laboral».

Diferente fue la opinión de la socialista Alicia Ciciliani, quien sostuvo que este es «un reconocimiento de ese porcentaje de la población, que son excluidos, que quieren un trabajo digno, y dejamos estigmatizar» y transmitió que la iniciativa constituye un avance porque «tímidamente empezamos a cambiar el enfoque y empezamos a hablar de salario social».

DETALLES DEL PROYECTO

El nuevo texto consta de 12 artículos y establece la creación del Consejo de la Economía Popular y el Salario Social Complementario (CEPSSC) en la órbita del Ministerio de Desarrollo Social de la Nación.

Este departamento comenzará a funcionar 90 días después de promulgada la ley, y estará integrado por un representante del Ministerio de Trabajo, uno del Ministerio de Desarrollo Social, uno del Ministerio de Hacienda y tres de las organizaciones sociales. Además, en el artículo 7 se establece que «los actuales programas sociales nacionales se articularán con la intervención del CEPSSC, promoviendo su progresiva transformación en Salario Social Complementario».

Se disponen 30.000 millones durante tres años para partidas presupuestarias dedicadas a políticas sociales, con la intención de aumentar en un 70% los puestos de trabajo en las cooperativas, que de 300.000 actuales llegaría a 510.000.  Esta es una diferencia sustancial con el proyecto aprobado en el Senado, que hablaba de un millón de puestos de trabajo.

El oficialista Eduardo Amadeo apuntó al kirchnerismo por esconder la pobreza y dijo: «Esta ley no es un fin, es un inicio. No es muy complicado juntar plata para repartirla, lo importante es cómo hacer que esta ley sea un inicio hacia la plena inclusión».

El titular de la CGT, Héctor Daer, que es diputado del Frente Renovador, sostuvo: «No podemos claudicar ni resignar derechos los trabajadores que estamos en el sector formal, pero no podemos dejar de tener en claro que hay otros trabajadores que no tienen ni el mínimo derecho y ahí hay que acudir ante la ausencia del Estado».

 

En base a El Cronista, Cadena 3, Infobae

Redacción de La Vanguardia

Redacción de La Vanguardia

La Vanguardia Digital. Noticias y debates desde la izquierda democrática

Sin Comentarios

No se permiten comentarios