“Reforma política”: la frenó el Senado y no habrá boleta electrónica

Nueva derrota del gobierno: el bloque PJ/FpV no aprobará el proyecto que tiene media sanción de Diputados. El argumento es el conteo electrónico.

boletaelectronica

El bloque de senadores del PJ/FpV resolvió no acompañar la reforma electoral aprobada en Diputados, con lo cual no habrá boleta electrónica en las elecciones del año próximo.

La decisión fue comunicada después de un encuentro con gobernadores peronistas, que habían comprometido el respaldo a la inciativa

El bloque de senadores PJ-Frente para la Victoria, que tiene 38 de los 72 votos y es mayoría, recibió a siete gobernadores del PJ, tras lo cual avisó que es “imposible” aprobar la reforma electoral tal cual la aprobó Diputados el 20 de octubre pasado. Y eludió fijar plazos para emitir dictámenes y tratarla en el recinto.

No se evaluó la opción más sensata, que es la de la boleta única de papel, el sistema en vigencia en Santa Fe.


OBJECIONES
El senador Dalmacio Mera fue el único que le dio crédito a la posibilidad de que el Senado apruebe un texto con cambios y lo gire a Diputados en las sesiones extraordinarias que convocó el miércoles el presidente Mauricio Macri. “Al principio teníamos el corte del período ordinario (el miércoles 30) pero esta se zanjó. Veremos en comisiones qué trabajo le damos, porque ahora tenemos esta nueva extensión de tiempo”, dijo el catamarqueño.

Pero entre los senadores y los gobernadores del PJ reinó un hermetismo que se traduce en rechazo. El bloque conducido por Miguel Pichetto emitió un escueto comunicado en el que señalaron que se tomaron en cuenta “las objeciones que los expertos informáticos presentaron en las reuniones de comisión, en cuanto a la alta vulnerabilidad de algunos de los métodos electrónicos propuestos, lo cual determina la imposibilidad del apoyo al proyecto tal cual fue aprobado por Diputados”.

También indicaron que avalan “la incorporación gradual de tecnología” pero con “métodos que ofrezcan plena confiabilidad de transparencia para la expresión de la soberanía popular” y anunciaron que “seguirá analizando herramientas”.

“A mí no me presiona nadie”, se escuchó decir a la senadora chaqueña María Inés Pilatti Vergara, luego de que le preguntaran si el acuerdo entre el Gobierno, organizaciones sociales y la oposición sellado el miércoles para Ganancias y la Emergencia Social tenía algún impacto político en la demora de dos meses del Senado en tratar la reforma electoral.

En la reunión del bloque del PJ estuvieron con los gobernadores Rosana Bertone (Tierra del Fuego), Lucía Corpacci (Catamarca), Sergio Casas (La Rioja), Gustavo Bordet (Entre Ríos), Sergio Uñac (San Juan), Gildo Insfrán (Formosa) y Carlos Verna (La Pampa); los vicegobernadores santacruceño, Pablo González, y santiagueño, Emilio Neder; el secretario general de la Gobernación de Chaco, Horacio Rey, y el diputado José Luis Gioja, presidente del PJ.

No se evaluó la opción más sensata, que es la de la boleta única de papel, el sistema que tienen en vigencia desde hace años el resto de las democracias occidentales, y que en la Argentina se viene implementando con éxito y transparencia en Santa Fe desde la reforma electoral que impulsara el primer gobierno del Frente Progresista en esa provincia.

Esto implica que las elecciones de 2017 se realizarán con el obsoleto sistema anterior, con las consiguientes debilidades y trampas que el mismo posibilita.

Redacción de La Vanguardia

Redacción de La Vanguardia

La Vanguardia Digital. Noticias y debates desde la izquierda democrática

Sin Comentarios

No se permiten comentarios