Los concursos de belleza, cada vez más cuestionados

En al menos diez ciudades de la Argentina ya no habrá más reinas de belleza, partiendo del argumento de que son “sexistas”. En distintos lugares del país se pone en discusión esa costumbre, consideradas parte de la cultura patriarcal que se pretende superar.

reinasEl Concejo Deliberante de Viedma aprobó una ordenanza que suspende todas aquellas actividades que promocionen y creen concursos de “belleza” y de elección de “reinas” por ser considerados discriminatorios y sexistas.

La normativa busca reemplazarlos por certámenes en los que se reconozcan a personas destacadas de la comunidad.

Así, Viedma se convirtió en la primera capital del país en sustituir esos concursos por el reconocimiento a “personas que en forma individual o colectiva, se hayan destacado en actividades tendientes a mejorar la calidad de vida de la ciudad”.

La iniciativa presentada por la concejala del Partido Socialista, Mariana Arregui, se debatió en una sesión especial realizada en la Escuela 246 del balneario El Cóndor, donde fue aprobada por mayoría.

La impulsora explicó que “el proyecto plantea corrernos de esa lógica que cosifica a la mujer y las obliga a cumplir con un estereotipo de belleza impuesto mediáticamente desde los medios de comunicación, publicidades, entre otros”.

“Romper un poco con ese estereotipo y pensar a nuestros representantes desde otro lugar, que puedan participar tanto hombres como mujeres con distintas características físicas”, agregó sobre el espíritu de la normativa.

La iniciativa menciona que “en este tipo de competencia subyacen concepciones patriarcales, capitalistas, localistas, consumistas y hedonistas, donde lo superficial y banal ocupa un lugar cada vez más significativo”.

Y propone que se sustituyan “por el reconocimiento a personas, de distintas edades, que en forma individual o colectiva, se hayan destacado en actividades tendientes a mejorar la calidad de vida de la ciudad”.

Al menos diez municipios de la Argentina terminaron con los concursos por completo y de manera oficial.

“En estos últimos días, donde #NiUnaMenos nos convocó para reflexionar sobre la violencia de género, entendemos que este proyecto de ordenanza es un pequeño aporte, y quita el foco en la mujer como objeto, valorizando ya no la belleza sino a personas”, completó la concejala.

Al menos diez municipios de la Argentina terminaron con los concursos por completo y de manera oficial: Chivilcoy, Río Grande, Saladillo, Villa Gesell, Villa General Belgrano, Villa La Angostura, Junín, Viedma, Resistencia y, el más reciente, Gualeguaychú. Además, decenas de localidades que aún los mantienen decidieron ampliar los requisitos de participación o las formas de exhibición.

 

GUALEGUAYCHÚ, SIN REINA

La ciudad entrerriana de Gualeguaychú, unos 230 kilómetros al noreste de Buenos Aires, realiza cada año el carnaval más importante de la Argentina, el que más se esfuerza por clonar a la fiesta carioca. Los organizadores decidieron esta vez ser originales y suprimir la elección de la reina del Turismo. El alcalde Martín Piaggio explicó que, con esta medida, se busca luchar contra “los estereotipos” de las mujeres en el marco de la lucha contra la violencia de género. “Pensamos en la construcción de otros modelos culturales, que no sean el de las mujeres cosificadas. Por esa razón, vamos a reemplazar a la reina del Turismo por la elección de dos representantes culturales”, dijo al diario ‘Página 12’ Florencia Bugnone, responsable del área de Género y Diversidad de Gualeguaychú. La noticia tuvo un fuerte impacto a nivel nacional.

Piaggio hizo su anuncio cuando todavía no se habían silenciado los ecos de nuevos y espeluznantes casos. Días atrás, un hombre mató a puñaladas a su expareja, sus dos hijas y al concubino de la mujer en la provincia de Entre Ríos. Luego, intentó suicidarse. Veinticuatro horas antes, muy cerca de la escena de ese crimen, un policía fluvial había asesinado a su exesposa y su exnovia. Los feminicidiossobresaltan a esa provincia cada dos meses, en un país donde se cometen cada 36 horas.

El paso dado por Piaggio abrió la puerta para que se discuta qué hacer a estas alturas con el concurso de la reina del carnaval, de fuerte impacto mediático. Las autoridades dijeron en principio que no pueden hacer nada porque se trata de un evento privado. Por lo pronto, la ciudad no promoverá la elección de las reinas en los carnavales populares que organiza fuera del ‘corsódromo’. A partir del verano del 2017, se premiará “la alegría y la cultura carnavalera”.

En rigor, Gualeguaychú no es la primera ciudad que impulsa este cambio. Dos años atrás, la localidad bonaerense de Chivilcoypromovió la supresión de los concursos sexistas y discriminatorios por fomentar la violencia simbólica contra las mujeres. Luego lo hicieron el balneario de Villa Gesell y la localidad patagónica de La Angostura, que desde este año no elige a su reina en la Fiesta Nacional de los Jardines. Pero lo de Gualeguaychú es diferente dado el peso turístico, económico y cultural que tiene el carnaval para sus habitantes.

Redacción de La Vanguardia

Redacción de La Vanguardia

La Vanguardia Digital. Noticias y debates desde la izquierda democrática

Sin Comentarios

No se permiten comentarios