Reclamo socialista por la agenda pendiente de cara al Día de Acción por la No Violencia hacia la Mujer

De cara al 25 de Noviembre, Día de Acción por la No Violencia hacia las mujeres, el socialismo emitió una declaración en la que reclama por la agenda pendiente.

 

maxresdefault
Las compañeras y compañeros del Partido Socialista declaran su firme compromiso de actuar activamente en la prevención, sanción y erradicación de todas las formas de violencia contra las mujeres.

La fecha del 25 de noviembre se escogió para rendir homenaje a las hermanas Mirabal, tres activistas políticas de la República Dominicana que fueron brutalmente asesinadas en 1960 durante la dictadura de Rafael Trujillo (1930-1961). El 25 de noviembre fue declarado como “Día Internacional contra la Violencia hacia la mujer” en el Primer Encuentro Feminista de Latinoamérica y del Caribe celebrado en Bogotá (Colombia) en julio de 1981 de la que participaron ciento ochenta y nueve feministas de diecinueves países.

En el año 1996 nuestro país suscribe la Convención Interamericana para prevenir, Sancionar y Erradicar la violencia contra la Mujer, conocida como Belém Do Pará. Recién en 2009 con la Ley 26.485, se sanciona una Ley Nacional que aborda de manera integral la violencia de género. Aunque esa norma está vigente, las víctimas mortales de violencia de género sigue en aumento, y los crímenes son cada vez más violentos. A las mujeres se las sigue matando pese a que muchos hechos de violencia son denunciados.

En los últimos años, los casos de violencia hacia las mujeres y en particular los femicidios, continúan arrojando cifras alarmantes. Es necesario entender el origen común de estas muertes brutales, el origen es la desigualdad, es el lugar subordinado de las mujeres en un sistema patriarcal, que parece aceptar el avance de las mujeres en la apropiación de derechos pero reacciona con virulencia en cada ocasión que puede.

Es preocupante ver cómo a casi un año de asumido el nuevo gobierno nacional de Cambiemos se debilitan los avances que tanta lucha costaron al movimiento de mujeres y otros movimientos aliados.

Pero el verdadero objetivo, que a todas y todos preocupa, es revertir el número de mujeres muertas por el hecho de ser mujeres. La prevención se hace con compromiso político de todos los sectores, a todos los niveles, con los presupuestos necesarios. Ese es el desafío que sigue pendiente.

Es preocupante ver cómo a casi un año de asumido el nuevo gobierno nacional de Cambiemos se debilitan los avances que tanta lucha costaron al movimiento de mujeres y otros movimientos aliados. Se han registrado recortes en el Programa Nacional de Salud Sexual y Reproductiva que amenazan la provisión de anticonceptivos y tornan inviable sostener acciones de promoción de derechos o capacitación. En el mismo sentido se retrocede en el Programa de Educación Sexual Integral que está casi desmantelado. Hace pocos días vimos como el Gobierno de la provincia de Buenos Aires retrocede en la aprobación de un protocolo sanitario para garantizar los abortos permitidos por el art. 86 del Código Penal, cediendo a las presiones de sectores conservadores.

Esta agenda pendiente se viene reclamando en todo el país en movilizaciones multitudinarias como fueron las de #NiUnaMenos, la del Encuentro Nacional de Mujeres en Rosario y el Paro de mujeres y Marchas del 19 de Octubre.

Al conmemorarse un nuevo 25 de noviembre es que entendemos como urgente y necesario:

– La puesta en marcha de todas las disposiciones establecidas en la Ley 26.485; y exigimos el estricto cumplimiento de las medidas anunciadas del Plan Nacional de Acción para la Prevención, Asistencia y Erradicación de la Violencia contra las Mujeres, con la debida asignación de recursos para la promoción y fortalecimiento de las distintas jurisdicciones para la creación e implementación de servicios integrales de asistencia y atención a las mujeres víctimas de violencia.

– Aprobación en el Congreso Nacional de la Ley de Interrupción del Embarazo.

– Educación Sexual Integral en las escuelas de todo el país, desde el nivel inicial como lo establece la Ley 26.150.

– Efectiva aplicación del Protocolo para la Atención Integral de las Personas con Derecho a la Interrupción Legal del Embarazo, del Ministerio de Salud de la Nación, y en consonancia con el fallo F.A.L. de la Corte Suprema de Justicia de la Nación.

– Acceso efectivo de las mujeres a la justicia disponiendo patrocinio jurídico gratuito especializado, capacitación en género de todos los operadores judiciales, adopción de protocolos que disminuyan los prejuicios sexistas en las causas judiciales que constituyen hoy el principal obstáculo para las víctimas y generan impunidad.

– Establecimiento de los Observatorios de Violencia previstos por las Leyes a fin de contar con estadísticas y datos oficiales que permitan dimensionar la magnitud del problema, conocimiento imprescindible para mejorar la efectividad de las políticas públicas.

Este 25 de Noviembre las compañeras y los compañeros del Partido Socialista nos movilizamos junto a organizaciones sociales, políticas y gremiales bajo la consigna Ni Una Menos, Vivas Nos Queremos, en reclamo de que se cumpla el derecho de las mujeres a una vida libre de violencias.

Redacción de La Vanguardia

Redacción de La Vanguardia

La Vanguardia Digital. Noticias y debates desde la izquierda democrática

Sin Comentarios

No se permiten comentarios